martes, 25 de octubre de 2011

PANELLETS DE PIÑONES Y DE ALMENDRA




























La empresa en la que trabajé más de la mitad de mi vida, comenzó a encomendarme representarla por todo el territorio nacional, el primer paso para convertirme en su imagen, su voz, a tomar decisiones y con el tiempo a dirigirla, fue en el verano de 1978 .

En esos calurosos meses fue la primera vez que viajé a Barcelona y mi primer viaje en avión. Era de noche, viajaba en primera y pude pedir ventanilla; en aquellos momentos no sentí miedo a volar, la novedosa experiencia junto a la responsabilidad que tenía profesionalmente al realizar mi trabajo, siendo tan joven, contribuía a encontrarme sencillamente nerviosa.

Despegamos hacia el mar, levantando el vuelo pude leer las luces de neón de la fábrica de cervezas justo al lado del aeropuerto, que con un color rojo intenso anunciaba su marca: San Miguel. El avión continuaba subiendo y yo seguía mirando hacia atrás, una y otra vez, y el cartel empequeñecía hasta convertirse en un punto rojo lejano.

Desde arriba, Málaga de noche, parecía con sus luces una isla en medio de la oscuridad, al cabo de un tiempo continuaba mirando por la ventanilla, me fijaba en el punto rojo, pensaba aún sigo viendo la fábrica, quizás dimos la vuelta, no avanzamos mucho, pero no eran las letras de neón, era la luz roja del ala del avión.

Después de ésta singular experiencia, vinieron muchos, muchísimos vuelos (aún sigo intentado ver la luz roja), viajes y larguísimas estancias en Barcelona, a nuestra oficina de La Diagonal, ciudad cosmopolita por antonomasia, la cuna de la arquitectura modernista, una ciudad cálida y amable, la ciudad de Gaudí y de Mirò, a ella están unidas mis vivencias profesionales y personales.

Cataluña y concretamente Barcelona me cautivó al igual que su gastronomía.

Uno de sus dulces más tipicos son los panellets, que tradicionalmente se prepara en ésta época, concretamene para la diada de Todos los Santos, 1 de Noviembre,

Seguramene los panellets proceden de la repostería árabe, aunque es en el siglo XVIII cuando con carácter sacramental se empezó a consumir como comida bendecida para compartir las celebraciones religiosas.

El panellet por excelencia es el de piñones, de forma redonda y cubierto totalmente de piñones, tiene un sabor exquisito, un dulce difícilmente superables.

En ésta ocasión he preparado también de almendra, por lo que indico a continuación la receta de estas dos delicias.

¿Cómo los hice?

Panellets de piñones:

Cocer patata con la piel, una vez cocida dejarla enfriar.
Quitarles la piel y machacar con un tenedor (aproximadamente unos 150 gramos).
Agregar 250 gramos de azúcar, 250 gramos de almendra cruda (sin piel) molida, la ralladura de la piel de un limón y la yema de un huevo (reservar la clara).
Mezclar bien hasta conseguir que quede homogénea y compacta (si es necesario agregar más almendra molida).
Batir la clara en un plato hondo.
Poner los piñones (aconsejo que no sean piñones “chinos”) en un recipiente.
Hacer bolitas con la masa, pasarlas por la clara de huevo y posteriormente por los piñones.
Colocarlos en la bandeja del horno, sobre papel de hornear con un poco de harina.
Hornear con el grill a 170º C durante unos 15 minutos aproximadamente, controlando siempre para retirarlos en cuanto estén dorados.

Panellets de almendra:

El proceso es exactamente igual, la misma masa.
Hacer los panellets con forma de croquetas y cololar una o varias almendras.
Pasarlos por la clara de huevo y hornear.
Dejar de enfriar antes de servirlos.

¡ Bon profit !!

Si me permiten el consejo: Si aún no han estado en Barcelona…visiténla y no dejen de probar los panellets, un placer tipico de Cataluña.

12 comentarios:

  1. Una historia estupenda. Yo aún no he subido en avión, pero es que le tengo pánico :-(
    Se parecen mucho a las empiñonadas, te han quedado de lujo.
    Un besín.

    ResponderEliminar
  2. Como me gustan los dulces navideños, este año aun no empece a hacerlos, pero ya se huele a navidad en los grandes almacenes, estos panellets se ven de escandalo, y los piñones me chiflan, besos

    ResponderEliminar
  3. Carmen rosa, si es que le dás a todo, que buena pinta tienen, los de piñones son mi perdición.
    Un beso guapa y buscaré que no sean chinos.

    ResponderEliminar
  4. Yo también cogería ahora el avión pero para venir a tu casa... te salieron de profesional amiga mía.

    Petons

    ResponderEliminar
  5. Yo por mucho que vaya en avión no se me quita el miedo, y más cuando se tratan de viajes largos, aunque me ganan las ganas que tengo de conocer nuevos sitios.Barcelona lo conozco aunque los panellets nunca los he probado, aunque con la receta que nos proporcionas seguro que quedan divinos, como los tuyos. Besos.

    ResponderEliminar
  6. esto panellet estan de buenos ,yo lo probé en Barcelona también , gracias por recordarmelo
    ANTONIO RUIZ

    ResponderEliminar
  7. Hola Carmen te han quedado estupendos aunque yo en vez de patata les pongo un boniato, este año aún no los he hehco pero dentro de unos días tengo previsto hacerlos pues ya he comprado todos los ingredientes.
    a MI y espero que no te ofenda, me gusta más Tarragona aunque sea más pequeña y no es por defender la jaajajjajaa.
    Besitosss guapaaaaa
    feliz dia

    ResponderEliminar
  8. Me ha gustado mucho tu receta de panellets de piñones: pero yo los hago un poco distintos, les pongo el boniato un poco antes. He puesto el link para que lo veas como los hago.

    http://www.uncomo.com/articulo/como-preparar-panellets-de-pinones-caseros-2922.html

    ResponderEliminar
  9. Wish I had some of those with my coffee - they look terrific.

    ResponderEliminar
  10. me encanta que hables así de mi tierra, es un honor
    y de los panellets....pues la verdad es que no me gustan nada jiji y eso que mi suegra prepara cada año un montón, con almendras cogidas por ella misma

    ResponderEliminar
  11. Hola guapa tu

    unos panellets de 10x10, bueno, como todo lo que nos presentas,..

    mil petonets Susanna

    ResponderEliminar
  12. Los panellets son recuerdos de navidades de mi infancia, tengo muchas ganas de hacerlos caseros en casa, que los prueben mis hijos... un lujo de receta, un lujo de recuerdos. Besitos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...