jueves, 19 de abril de 2012

COPA DE FRESAS Y NUECES CON NATA

























Torremolinos va ineludiblemente asociado al turismo, aquel tranquilo pueblo surgido al amparo de una torre vigía y de unos molinos que aprovechaban las abundantes aguas de sus manantiales, es conocido en todo el mundo y se ha colocado a la cabeza en el ámbito turístico internacional.
Una zona de Málaga, muy rica en historia, de hecho los primeros asentamientos humanos en esta zona se remontan nada menos que a 150.000 años atrás. A ese período de la Prehistoria corresponden los vestigios, restos humanos y numerosos enseres se hallaron en las cuevas del Tesoro, de los Tejones, del Encanto y Tapada, hoy tristemente desaparecidas, que se ubicaban en la Punta de Torremolinos, (se construyó el mítico Hotel Castillo de Santa Clara). el primer hotel de la Costa del Sol, construido sobre las ruinas del desaparecido Castillo del Inglés, fundado en 1930.
La historia del castillo se remonta al año 1898, Sir George Langworthy y su esposa Anne Margaret, compran el Castillo de Santa Clara, entonces cuartel de carabineros, y lo transforman en su residencia veraniega, le llamaban el “inglés de la peseta” porque era lo que daba de limosna a todos los que rezaran y le leyeran un pasaje de la Biblia.
Alli mismo, también aparecieron restos del Neolítico (5.000 años a.C.) correspondientes a un pueblo mesopotámico, que se asentó en este lugar, donde encontró un excelente clima, abundancia de agua, caza y pesca y albergues naturales, donde igualmente se asentaron romanos y árabes.
A los pies de la montaña que llega hasta la misma orilla del mar, donde se ubica el desaparecido hotel Castillo de Santa Clara, a lo largo de la playa, hasta Puerto Marina se encuentra La Carihuela, ése antiguo barrio de pescadores, una hilera de pequeñas casas y chamizos de una sola planta, de las que aún unas poquitas perduran.
En 1948 se inaugura la sala de fiestas El Remo y comienza la construcción de hoteles sobre las huertas de la zona, el “boom” del turismo llega a Torremolinos y aquella flota pesquera de unas cuarenta embarcaciones y las casas de pescadores se van convertiendo en restaurantes, donde se hacen famosos los “pescaitos de La Carihuela” plato por excelencia de este municipio.
La palabra carihuela es de origen latino, de hecho las “carigüelas” son caminos romanos, significa “camino entre zarzamoras” y proviene de “escaleruela”: pendientes en vereda muy pronunciada o una zona de fuerte pendiente y de uso frecuente por la que se accede haciendo un sendero parecido a una escalera con escalones hechos más bien artificialmente por el ser humano.
Ir a comer a Casa Juan, Los Mellizos, La Lonja…..era disfrutar de los frutos del mar de nuestra Bahía…pero el postre, siempre en la heladeria Casa Beni todo un clásico de La Carihuela, donde Beni, su hermano y su encantadora madre siempre desde hace más de 30 años me han atendido con profesionalidad y cariño.
Mi preferido, la copa de nata montada con nueces y fresas…….. ¿les apetece?
Pués mano a la obra: montar la nata.
Utilizar nata para montar (Uso Asturiana o President).
Para montar la nata no hay más truco que el FRÍO. La nata debe estar muy fría y el recipiente donde se haga.
Se debe conservar el frío mientras se monta (Yo la monto con varillas eléctricas a la potencia más baja).
Introducir las varillas en la nevera un rato antes de empezar.
En un cuenco grande se echa unos hielos y agua fría. Introducimos otro cuenco de cristal con la nata liquida bien fría de la nevera y agregar azúcar al gusto (uso azúcar glass)
Sacar las varillas de la nevera y empezar a batir la nata hasta que se monte (una vez que la nata esté montada no hay que seguir batiendo, ell exceso puede cortarla).
Lavar y cortar las fresas, reservar.
Pelar las nueces (o comprarlas peladas).
Para montar la copa, poner los trozos de fresas, echar la nata por encima y adornar con fresas y los trozos de nueces.
¡¡ Disfrutenlo !!

7 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho lo que cuentas de Torremolinos. Yo no soy de allí, pero mi marido y su familia son de Torremolinos de toda la vida, y yo llevo 5 años viviendo aquí.
    La verdad es que se vive muy bien, me gusta mucho pero no tenía ni idea de todo lo que has contado.

    Las fresas con nata riquísima. Yo acabo de poner una receta parecida.

    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Riquisimo el postre, e interesantisima la clase de historia.Se nos hace raro que una ciudad como torremolinos asociada solo al turismo tenga tanta historia detras. Besos

    ResponderEliminar
  3. Algunos apuros pasamos en el Hotel Castillo Santa Clara, ja,ja,ja que recuerdos!!! Ya tengo una variedad más, porque yo nunca había probado la nata-nueces con fresas. Tiene que estar riquísima. Saludos

    ResponderEliminar
  4. esta combinación me apetece siempre… yo creo que hasta repetiría..jajaja ñam ñam ñam

    tengo que hacerme un poco con torremolinos.. no le acabo de encontrar el punto… como me queda tan a desmano….
    un besote

    ResponderEliminar
  5. Un buen postre con una buena combinación :D

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Toramolinos seguro que era un paraiso antaño, yo siempre la he conocido con el boom turísitico y la verdad que no es un sitio que me guste demasiado ir. aunque reconozco que en Los Mellizos se come de escándalo.

    La copita de nata con fresas y nueces en vez de comermela de postre, me la comería pa merendar, bien fresquita, qué buena.

    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Otra clase de historia. Si es que aquí se aprende cocina e historia, alguien dá más?. No lo creo.
    Hay que aprovechar la temporada de fresas y están tan ricas. Y como las presentas tu, exquisitas.
    Besazos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...