martes, 3 de julio de 2012

BOQUERONES DE LA BAHIA DE MALAGA FRITOS, RELLENOS DE ESPINACAS Y JAMON SERRANO




Cuando tengo que comprar pescado suelo ir muy temprano, a primerísima hora de la mañana bien al mercado de Huelin o como en la mayoría de los casos al mercado central malagueño, el popular y precioso mercado de Atarazanas.    Esto suelo hacerlo unas dos veces en semana, ya que no me gusta en absoluto congelar los productos del mar, estoy acostumbrada a los pescados “frescos”, del día, no del frigorífico; incluso soy totalmente reacia a los pescados conservados en frigorífico de un día para otro.

Pueden pensar que son manías, igual es así, pero puedo asegurar que un pescado, incluso el marisco de la Bahía malagueña, no me sabe igualen absoluto.

Esta mañana, quizás por las prisas no llegué hasta el Central, que es donde me suelo extasiar viendo los puestos con los productos de nuestra mar y realicé la compra en el popular mercado de Huelin: gambitas blancas fritas, almejas "chupitiras" malagueñas salteadas, un salpicón de "morcillones""caramalitos" fritos,  y unos hermosos boquerones de plata para haceral limón  o bien ponerlos en en vinagre o al natural, ése sería y ha sido el menú de hoy, y era la idea con los boquerones hasta que.......

Llegué a la oficina y como es habitual doy un “repaso” a “Mi cocina” y los diferentes puntos de referencia gastronómica que virtualmente casi cada día suelo visitar, entre ellos el blog de Mikel Lopez Iturriaga,"El comidista";  hoy ha vuelto con una receta a sus sabores de antaño, a la cocina de su madre (que como yo a la mía, seguro que la añora), a sus raíces con una estupenda receta de boquerones rellenos.
Hoy su receta ha sido mi inspiración, los boquerones que compré para hacer al limón o en vinagre, han tenido otro "destino" gastronómico, Mikel con su receta, me ha hecho volar nuevamente a la cocina de mis ancestros, de mi madre y de mi abuela, rellenando boquerones que en aquel entonces y a falta de materia prima se hacía el relleno con pan rallado, me ha hecho recordar los primeros boquerones rellenos con “algo” verde, los que preparaban mis queridos amigos Juan y Aurora en su estupendo restaurante ubicado en Echevarría, en la malagueña barriada marinera del Palo, donde yo nací.  
A ellos les debo una entrada, un reconocimiento a recetas que suelo hacer en “Mi cocina”, fue allí donde aprendí y me enseñaron a preparar los mejillones tigres, los champiñones a la plancha y unas cuantas recetas más que aún tengo pendientes de preparar en “Mi cocina” virtual.

Pero hoy, vuelvo con éste gran bloguero gastronómico, que aunque nunca me ha escrito ningún comentario, igual visita y sigue éste blog donde hoy “Mi cocina” le rinde un pequeño homenaje.

No voy a seguir su receta "librito de boquerones" la ha llamado, pero pueden verla aqui…..en cambio les indico como yo suelo prepararlos, siguiendo los pasos de mi familia materna y de mis amigos Juan y Aurora del Restaurante El Cobertizo.

¿Cómo hacerlos?

Si es factible que su pescadero les limpie y les prepare los boquerones de cabezas, tripas y espina: estupendo; sino es bien fácil.

Coger el boquerón con la mano izquierda por el centro del cuerpo, con los dedos pulgar e índice de la mano derecha coger la cabeza y tirar hacia delante hasta que rompa y meter el dedo indice por la barriga sacar suavemente toda la tripa del pescado.

Empujar con el dedo pulgar sobre la espina, presionando en dirección a la cola con objeto de separar un poco los dos lomos; tirar de la espina con cuidado, rompiéndola a la altura de la cola, de tal forma que queden unidos los dos lomos.
Enjuagar bien los boquerones para que no queden restos de sangre y escurrir.

Mientras limpiar las hojas “baby” de espinacas, secarlas y reservarlas.
Picar el jamón serrano en trozos pequeñitos.
Salar al gusto los boquerones, colocar las hojitas de espinacas y el jamón picado en los lomos abiertos de un boquerón, colocar otro boquerón en lo alto.
Cogerlos con cuidado y mojar por ambas partes, con cuidado de que no se desmoronen ni se muevan, en huevo batido.
Pasarlo posteriormente por harina, sacudiéndolos un poco a fin de que no quede demasiada cantidad adherida y freírlos en una sartén con el aceite caliente por ambos lados.
Escurrir en papel de cocina antes de servir.

Buen provecho

10 comentarios:

  1. Hola Carmen que boquerones mas originales
    me llevo tu idea un saludo

    ResponderEliminar
  2. Buena receta. Dan ganas de darle un "bocao" al boquerón.
    Esto tengo que probarlo.
    Besazos

    ResponderEliminar
  3. Cómo que nunca te dejo comentarios? Pues aquí va uno: me encanta tu receta y me la zamparía ahora mismo! Besos :-)

    ResponderEliminar
  4. Una preparación excelente y si además los boquerones son malagueños, pues...el no va más. Por cierto, ¿no serás por casualidad malagueña?
    Te han quedado con una pinta impresionante y ni siquiera me quiero imaginar su sabor.
    Un abrazo
    Jorge.

    ResponderEliminar
  5. el otro dia les hice del estilo y realmente sorprendieron en casa.
    una receta muy rica
    un saludo

    ResponderEliminar
  6. Deliciosa receta pero.... yo recuerdo un maravilloso flan que tú me hiciste pedir en ese buen restaurante El Cobertizo y desde entonces no lo he vuelto a probar y lo tengo grabado en mi mente. A que te acuerdas cual és??... efectivamente ese maravilloso Flan de Chirimoya, así que a ver si puedes conseguir la receta y nos la haces este invierno cuando lleguen las primeras Chirimoyas. Graciasss.....

    ResponderEliminar
  7. Como sabes también sigo ese blog y he pensado lo mismo que tu, se me han hecho deliciosos tus boquerones. A por ellos!! Un beso

    ResponderEliminar
  8. No los he comido nunca rellenos, pero me gusta mucho su aspecto. Hoy he comprado unos boquerones fresquísimos para hacerlos en vinagre, pero hoy en día con el anisakis parece que no queda otra que congelarlos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Uy, estos se parecen a unos "Popeyes" que pedimos nosotros cuando nos mudamos al paseo marítimo de Poniente hace ya... uf. Una noche salimos a cenar para conocer el barrio y en un sitio de pescaítos, los probamos. A las niñas no les gustó y desde entonces, estaban siempre con la coña de los Popeyes de ese sitio.
    Estos boquerones tuyos seguro que están de muerte lenta, los haré aprovechando que las niñas ya están casadas y hago las comidas que me da la gana jiiji.
    Besitos, guapa

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...