lunes, 23 de julio de 2012

BOQUERONES EN ADOBILLO



El Taró nos invade y envuelve, nos abraza y refresca las mañanas malagueñas,  desde la mar con un suave levante, nos trae su humedad, su olor a salitre, pinta los días de un gris casi plomizo, pesada y lentamente el taró recorre la distancia entre el Mediterráneo y la tierra, para posarse en ella y levantarse a las pocas horas como por encanto.

Taró, ésta palabra tan, tan malagueña de origen fenicio, de quien hemos heredado no solo palabras, costumbres y cultura.

Los fenicios, los llamados “transportistas” de la Antigüedad, habitaron nuestra provincia, y entre otras ciudades fundaron Malaka (significa saladero de pescado), alrededor del 800 años antes de nuestra Era, aproximadamente 3000 años.  

Una curiosa costumbre de los fenicios, era llevar en procesión a la diosa “Malac” desde el santuario del Higuerón, la llamada Cueva del Tesoro situada entre La Cala del Moral y el Rincón de la Victoria, que fue representado también en las monedas, hasta las playas del El Palo, allí introducían a la diosa en el mar para que bendijera las aguas para que la pesca fuera abundante durante el resto del año.

La ancestral divinidad conocida también como Noctiluca tenía consagrada una isla en medio de una ensenada donde hoy se encuentra La Cala; la isla desapareció debido al cono de arrastres del río Totalán.       En el santuario se puede ver el ídolo prehistórico, una piedra que debido a la erosión tiene la forma de una mujer envuelta en un manto.

Hoy en día, en su paseo marítimo podemos ver también una estatua de Noctiluca realizada por el gran escultor malagueño Jaime Pimentel AQUI PUEDEN VER SU MAGNIFICAS OBRAS   

En ésas playas donde con el paso de los años, mis ancestros, mis antepasados pescaban, donde mi abuelo en su barca, ésa jábega marenga, la Mª del Carmen (que por suerte se conserva en el Museo Maritimo de Barcelona), sacaba en procesión a la Virgen del Carmen cada año y la sumergían en la mar, al igual que la diosa Malac…..siguiendo costumbre “fenicias”, legados milenarios que aún hoy en día conservamos, como conservo en “Mi cocina” la costumbre de las recetas populares malagueñas.
En ésta ocasión ”conservando” el pescado frito de un día para otro, adobándolo y pudiéndolo comer varios días después sin que se pierda, calidad y sabor….

¿Cómo lo preparo?

Se necesitan boquerones fritos, bien en manojitos o sueltos, aqui pueden ver como se hacen en Málaga, en "Mi cocina":FREIR BOQUERONES    

Una vez fritos, si no se consumen al momento, pueden comerlos frios,  de hecho los malagueños solemos decir que el “pescao” frito está más bueno de un día “pá” otro.

Si aún así, les queda pescado frito, hacerlo en adobillo siguiendo estos fáciles pasos:

En un mortero majar un diente de ajo, una cucharada sopera de pimentón, otra de orégano y sal al gusto.
Agregar una cucharada de vinagre de vino, dos cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra (uso de Riogordo, malagueño) y tres o cuatro cucharadas soperas de agua.  Remover y mezclar bien.
Echarlo en una cacerolita y llevar a ebullición. Retirarlo del fuego
Sumergir los boquerones en el adobillo, procurando que “empape” bien todo el pescado.
Dejar enfriar.  

¡¡ Disfruten de Málaga, de nuestro mar,  de su gran historia, de su arte, de su gastronomía…. !!

13 comentarios:

  1. ayy,eso me recuerda a la comida de mi madre,ella lo hace cuando sobran,y en la cena nos lo comemos,bueno antes,ahora ya cada uno está en su casa.besitos desde estepona

    ResponderEliminar
  2. Muy ricos estos boquerones con su adobillo,je,je.

    ResponderEliminar
  3. Me encantan los boquerones fritos, con el adobillo nunca he probafo pero por la pinta tan buena que tienen tomo nota a hora mismo que va a vaer por mi cocina muy pronto besitos

    ResponderEliminar
  4. Que ricos con ese majado, me encanta, se parece un poco al que uso para el cazón.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. I've never had anchovies like this before.... they look great!

    ResponderEliminar
  6. Que arte malagueña!!! La próxima vez que sobren boquerones preparo este adobillo. Me ha recordado a las sardinitas en escabeche que preparaba mi madre cuando sobraban. Por cierto creo que el enlace de los boquerones fritos no va. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Paco...voy a arreglarlo....por cierto, se puede hacer sardinitas, jurelitos....una vez frito, cualquier pescado nos sirve.......

      Eliminar
  7. En Alhaurin el Grande el pescado frito que queda de un dia para otro hay o había costumbre de comerlo al fía siguiente para desayunar con café negro, vaya, sin leche.
    Besos guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos dias Mari Carmen....Mi familia paterna era de Alhaurin el Grande...así que me siento muy identificada con tu comentario, ya que en casa lo haciamos tal y como tu explicas...y si no había café, con "cebá".....qué recuerdos.

      Eliminar
  8. Qué ricos son los boquerones, fritos es como más me gustan. De esta manera es como escabeche, verdad?
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Buenísmos me recuerdan a mi infancia, y que me gusta leer historias de mi Málaga, Gracias, besitos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...