viernes, 13 de julio de 2012

CREMA DE POLLO CON VERDURAS




Un hijo es alguien que llevas dentro de ti durante nueve meses, en tus brazos durante unos años, en tu corazón y en el pensamiento toda la vida.

¡¡ Aún no logro entender la velocidad con la que pasa el tiempo !!  Mañana, hará 31 años que nació mi hijo.   Entonces no sabía que aprender a ser madre costaba mucho tiempo, supe que era madre a fuerza de estar todos los segundos, los minutos, las horas y los días, pendiente de otro ser, las 24 horas del día.

Desde ese día 14, mi vida adquirió otra dimensión, mi tiempo ya no era mio, era para él, para mi hijo….que había momentos en que deseaba parar el tiempo y otros que quería que pasara tan rápido para no vivirlo.      Pero sobre todo, no me imaginaba que al llegar él a mi vida, parte de mi nació de nuevo…….nació una madre, que siempre estará a su lado.   

Y sí que aprendí de la mía, mi querida y añorada madre, todo lo relativo a la alimentación que debía darle a mis hijos, siempre siguiendo los pasos y consejos del pediatra que con tanto cariño y paciencia le vio desde que nació hasta que cumplió 15 o 16 años (D.Manuel Garcia del Rio)

He de reconocer que siempre he sido muy “apretada”, nunca jamás probaron los famosos “potitos” infantiles ya preparados que en aquella época, que por cierto solo se vendían en farmacias…..a cualquier lugar, a cualquier sitio donde tuviera que comer fuera de casa,  yo preparaba su comida y la transportaba en una especie de termo con forma redonda, en cuyo interior había dos compartimentos ¡¡ muy moderno en aquellos años !!     
Uno de esos platos era caldo de pollo con verduras….todo muy pasadito.

Esta receta es ideal no sólo para bebés, sino también para personas mayores.

¿Cómo lo he hecho?

Ingredientes:  
Medio pollo (en ésta ocasión aproveché medio POLLO ASADO y el resto de la carcasa), un puñado de garbanzos (hay que tenerlos en remojo unas ocho horas aproximadamente), dos puerros, un nabo, dos zanahorias, media cebolla, dos patatas, una rama de apio verde, una ramita de perejil, agua, sal, hierbabuena.

En una olla poner el agua, echar el pollo y los garbanzos, llevar a ebullición y espumerear.
Añadir toda la verdura troceada (puerro, nabo, zanahoria, patata, apio, cebolla, perejil) y una vez que comience a hervir, espumerear nuevamente.
Dejar cocer hasta que los garbanzos y la verdura estén tiernos.
Sacar el pollo y trocear la carne, desestimando huesos. Probar de sal.
En el vaso de la batidora, poner todo los ingredientes y pasarlos a potencia máxima de forma que quede una mezcla cremosa.
Aderezar con hierbabuena.

Alejandro: Que pases un feliz día…que se cumplan todos, todos tus deseos y anhelos.

Dicen que ser madre es un gran privilegio, pero también una gran responsabilidad, es sufrir, pero también gozar, es dar, pero también no recibir nada a cambio, es amar, pero también ser olvidada, es esperar, pero también confiar, es enfrentar situaciones difíciles, pero también tomar grandes decisiones, es callar, pero también hablar, es interceder por el hijo y ver la respuesta, es amar incondicionalmente, es perdonar.

9 comentarios:

  1. Desde antes de nacer y ya para toda la vida, siempre los tenemos en el pensamiento, estén cerca o lejos, lo que haríamos por ellos!
    Una crema muy nutritiva, mucho alimento en el plato.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Si hay algo en que envidio a una mujer es el poder ser madre. Y lo digo con orgullo porque me hubiese encantado sentir a mi hijo en mis entrañas, parirlo y criarlo con ese sentimiento que sólo las madres poseen. Pero bueno el destino de hizo hombre je,je,je. Por cierto al siguiente puré le echo garbanzos. Mi hijo nunca los quiere, así que lo engañaré y como el puré de verduras con pollo es uno de sus preferidos, en el próximo llevará un chute de garbanzos ja,ja,ja. Buen finde, yo tengo flower-party en casa de unos amigos y me toca disfrazar de hippie.

    ResponderEliminar
  3. Que razón llevas Carmen Rosa, toda la vida pendientes de ellos, eso si, sin apabullarlos, porque aunque son nuestros, no lo son.
    Esa cremita tienen que estar deliciosa.
    Besazos

    ResponderEliminar
  4. Que capacidad de amar tan grande tienen las madres, y que cariño ponen en todo tal y como tu lo cuentas.
    Lo mejor para sus hijos y como no las mejores recetas.
    Besos

    Mari carmen

    ResponderEliminar
  5. Con todo lo bueno y lo malo es muy bonito ser madre, y ponerle a todo ese sentimiento.
    Muy buena la cremita, a mi aunque haga calor me apetecen estas cositas ricas y sanas
    Besotes guapa

    ResponderEliminar
  6. 31 años! Pues sí, chiquilla, el tiempo pasa que da gusto. Menos mal que siempre nos quedan cositas sencillas como tu cremita de pollo. Sabores que nos llenan de nostalgia.
    Besitos preciosa. Buen finde

    ResponderEliminar
  7. Carmen Rosa: A mi me pasaba lo mismo con los potitos y sólo en una ocasión intenté darle uno a mi hija pero fue tal mi horror que lo tuve que tirar. Los famosos purés de verduritas caseros eran toda una bomba y el tuyo me gusta porque los garbanzos son parte de él. Besitos y buen finde. Pepa

    ResponderEliminar
  8. Qué recuerdos!! mi primer hijo si comio potitos pobrecito mio, su madre con 17 años recien cumplidos no sabía cocinar.. 9 años después siendo madre de nuevo el segundo no tomo ni uno sólo, yo habia madurado y también aprendido a cocinar..
    Me ha encantado la manera que has tenido para hablar de tu maternidad, es todo sensibilidad que se palpa y emociona. Un beso wapetona!

    ResponderEliminar
  9. Felicidades a tu niño por su cumple y por tener ese ¡PEAZO DE MADRE!.
    Me encanta esa cremita, yo, también la hago a menudo, algunas veces más ligera y le añado unos granos de arroz muy cociditos, y sienta muy bién en cualquier época.
    Muuuak ;)

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...