jueves, 5 de julio de 2012

HELADO FRITO

En China ya elaboraban helados dos mil años antes de nuestra era, en un principio más bien era un refresco, una mezcla de zumo de frutas, miel con nieve.   Desde el lejano oriente, Marco Polo introdujo la técnica en Europa a raíz de sus viajes.

Ello ocurría mucho antes de que los califas de Bagdad denominaran sharbets, (que significa: bebida) a los refrescos de nieve y zumo de frutas, que aromatizaban con canela de donde procede la palabra sorbete .

Igualmente Alejandro Magno hacía elaborar sorbetes para sus tropas y el emperador romano Nerón hacía traer nieve de las montañas albanesas y de los glaciares alpinos para ofrecer sorbetes a sus invitados.

Siglos después, durante el reinado de Carlos V se fabricaban en España sorbetes con ayuda de la nieve que se traía de ciudades de montaña, lo que hizo surgir el oficio de “nevero”, entre los que destacó el catalán Pablo Xarquies, que fundó en Madrid unos depósitos subterráneos de hielo para abastecer el mercado local. durante mucho tiempo, por los pocos medios de que se disponía para su preparación, fueron únicamente manjar de reyes.

A estos primeros helados de agua siguieron los de leche,. hacia 1651, surgió el helado moderno cuando un cocinero francés que servía en la corte inglesa creó el primero de crema de leche de la historia. Con la apertura en 1672 de la primera heladería de París, fundada por el siciliano Procopio de Coltelli en la Rue des Fosser Saint Germain, frente a la Comedia Francesa, el helado pasó a ser también un manjar al alcance de los menos pudientes. En España, destacó la heladería del napolitano Tortoni, abierta en 1789 frente al Palacio Real madrileño, que se especializó en una galleta rellena de helado, claro antecedente del helado al corte actual

Desde la época de Marco Polo hasta nuestros días se han producido muchos descubrimientos que han favorecido el desarrollo y perfeccionamiento de los helados, hasta llegar al helado industrial, cuya elaboración ha sido posible gracias a inventos como el de la americana Nancy Johnson, que en 1846 creó la primera heladora automática. En 1851 se fundó la primera empresa productora de helados de Estados Unidos, creada por Jacobo Fussel.

Con el desarrollo y perfeccionamiento de los sistemas de refrigeración, los helados se hicieron cada vez más sabrosos y masivos. A fines del siglo XIX, era el postre más popular del mundo.

En éstos calurosos días veraniegos empezamos a ver recetas de helados de todos los sabores y colores, bien artesanales (sin máquinas, a la vieja usanza) o bien hechos con heladeras (famosa por cierto la de Lidl que curiosamente no tengo en “Mi cocina”)……… así que yo les propongo que esos ricos helados, de chocolate, de vainilla, de fresa, de cualquier sabor….¡¡ Lo hagan frito !!   

Al estilo oriental, no sé si es una receta china o japonesa, no he podido averiguar el origen de los helados fritos; si es cierto que es en el Restaurante Chino La Marina, en el Puerto deportivo de Benalmádena, donde lo probé por primera vez.

Sus propietarios, mis amigos Leen y Su, me han dado la receta y yo las comparto con quienes visitan “Mi cocina” virtual…para que disfruten de un riquísimo y original postre.

¿Cómo hacerlo?  

Ingredientes:
Helado (el sabor al gusto de cada cual), un huevo, dos rebanadas de pan de molde, dos cucharadas soperas de harina, una pizca de levadura y aceite de oliva para freir.

Para evitar que el helado se deshaga rápidamente, previamente hacer una bola con el helado, envolver en papel transparente y  congelarlas.

En un bol batir un huevo con harina y una cucharadita de levadura hasta conseguir una mezcla no muy espesa.
 

Cortar los bordes de las dos rebanadas de pan y aplastarlas con las manos a fin de que no estén demasiado esponjosas.
 

Colocar la bola de helado encima de una rebanada de pan y envolverla con el pan, con las manos, de manera que el pan se pegará al helado, presionando suavemente. 
Rápidamente, ponemos otra rebanada de pan por encima de la bola de helado, repitiendo el proceso, para cubrir la bola de helado.  
Hay que crear una "bola" de pan con el helado congelado en su interior.
 

Bañar la "bola" en la mezcla que hemos hecho previamente con la harina y el huevo de forma que quede bien impregnada..
 

Echarla en abundante aceite muy caliente, de forma que quede cubierta la bola (aconsejo  freidora).    

Una vez doradita, un minuto escaso sacarla del aceite y dejar unos segundos sobre papel de cocina para que se absorba el aceite restante y  colocarla en el plato donde se vaya a servir.
 

Echarle miel por lo alto, generosamente, sin miedo…..y a disfrutar.

Nota.-
El helado no se descongela, queda bien duro interiormente….para hacer la foto y apreciaran algo del interior, lo he abierto y he tenido que realizarla para que hubiese luz solar, en mi patio, hace un día de “terrá” en Málaga increíble, muchísimo calor, cerca de 38º C ….. helado para acá, helado así, mala fotógrafa que es una….y se ha ido derritiendo……

Como habrán podido comprobar, lo he hecho de chocolate….riquisimo…..

11 comentarios:

  1. Pues nunca lo hemos probado ya que nos resultaba un poco raro, pero tiene una pinta deliciosa así que te copiamos la receta. Besos

    http://cocinandoconlaschachas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. ¡Ostras Carmen Rosa!, me dejas alucinada y ojiplástica del todo.
    Además de la lección magistral del día, helado frito !!!!. Cuando lo he leido... he pensado, ya está, la caló hace que le patinen las neuronas.
    Pero me extraña que a ti te patinen, la verdad.
    Es una maravillosa forma de tomar helado y original.
    Riquísimo tiene que estar con la miel y de chocolate. Hummmmmmmmmmmm.
    Besazos

    ResponderEliminar
  3. Un helado frito... he recordado los famosos brioches sicilianos rellenos de helado, toda una delicia de la cultura italiana que sirve para desayunar, almorzar, merendar o cenar. Seguramente tu receta pueda también tomarse a cualquier hora del día. Hoy he hecho unos polos con yogurt y moras de nuestra tierra que espero estén de rechupetes. Un beso y feliz verano. Pepa

    ResponderEliminar
  4. Que bien Toñi, Ya no tengo escusas para hacerlos en casa, yo había oido otra versión de su elaboración. Tenemos que hacer una quedada a ver a tus amigos para que nos deleite con esas maravillas...
    Besotes preciosa.
    :))

    ResponderEliminar
  5. Que curiosa forma de tomar helado, me encantan estas novedades, se ven deliciosos, me llevo la idea.
    Mi hijo ya me dijo esta mañana que teniais mucha calor, aqui esta mañana sali temprano y me tuve que poner una rebeca, mi nieta que la tengo commigo me dice abuela cuando en Malaga hace frio aqui calor, y cuando aqui hace frio mis padres se estaran asando, que raro es el tiempo ¿verdad? me harte de reir pero lleva razon, espero que se pase pronto, un beso guapa

    ResponderEliminar
  6. Esto está más bueno que los profiteroles!!!, así que tomo nota para sorprender a mis amigos....

    ResponderEliminar
  7. Si es que lo que tú nos enseñas, no lo hace nadie criatura. Me encanta la idea, anda que no tiene que estar bueno ni nada el helado así.

    besitos preciosa

    ResponderEliminar
  8. Qué sorprendente, es una chulería, es que hay que ver que cosas nos haces...Un beso y feliz finde!!

    ResponderEliminar
  9. La verdad es que tiene que ser un contraste muy bueno, calentito por fuera y el helado frío por dentro.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Estoy hipersorprendida, nunca había visto algo igual y seguro que además está buenísimo.
    Un beso muy grande y buen fin de semana.

    Mª Carmen

    ResponderEliminar
  11. Un postre así merece la pena probarlo, vaya pinta más apetecible
    Un beso

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...