jueves, 13 de septiembre de 2012

LANGOSTINOS AL AJILLO




Uno de los detalles más característicos de la cocina de mi madre era la ristra de ajos que colgaba siempre de una alcayata en la cocina, junto con la huevera metálica, los chorizos y morcillas alhaurinas y la talega bordada primorosamente por ella,  llena de pan.   

Esas ristras de ajos que trenzaba mi padre con tanto arte y que cubría prácticamente todo el techo del lavadero de casa para esperando que se secaran con el paso de los días: Duraban meses y meses.
He de reconocer que en “Mi cocina” real, en una esquinita cuelga una ristra de ajos que a fuerza de parecer natural, me traslada al pasado.

Pienso que el ajo es el rey casi indiscutible ¿O quizás es el aceite de oliva? de la dieta mediterránea; el ajo nace, mejor dicho tiene su origen en Asia central, dejándonos constancia de ello tanto que los sumerios como los egipcios, más de 3000 años antes de nuestra era, ya conocían sus poderes curativos y la usaban como planta medicinal; los sumerios, ante todo como antiparasitario y antiséptico; los egipcios, como remedio para el dolor de cabeza, para vigorizar el corazón, en las momificaciones y sobre todo para alimentar a los obreros (que no esclavos) que construyeron las maravillosas pirámides.   
 Escribió Herodoto (historiador griego) que eran alimentados con ajos y cebollas, llegándose a gastar mil seiscientos talentos de plata  en la compra de dichos alimentos, cantidad que para algunos sectores de la sociedad fue considerada como un dispendio, tanto es a si, que la cifra fue gravada en una de las caras de la pirámide para que no se olvidara el “despilfarro”.

Los griegos y los romanos difundieron su utilidad sobre todo por su utilidad como conservante de la carne y el pescado, al mismo tiempo que los esclavos la consumían para evitar enfermedades.    Aunque también fue en Grecia donde se le adjudicó un cariz “mágico”.   Según la mitología griega, Homero rescató a Ulises gracias a los poderes mágicos de la planta.

Quizás nació entonces su “magia” para combatir a las brujas, vampiros y malos espíritus en la época oscura de la Edad Media, siguiendo en la actualidad como amuleto contra la mala suerte.

Aunque la mala suerte, es que no hubiese llegado a nuestra gastronomía; es un placer comerlo e incluirlo en nuestras recetas; a pesar de lo que diga la “pija” Victoria Beckhan: España huele a ajo…..a mucha honra. 

Así que a comer ajos….con langostinos.

¿Cómo los hago?  Bien fácil….

Pelar los langostinos (reservar las cabezas para cuando preparen un caldo de marisco básico, sin romper el frio si son congelados como es en éste caso).
En una sartén con un chorreón de aceite de oliva virgen extra (a ser posible malagueño), pochar a fuego lento los ajos laminados y dos o tres guindillas pequeñas (pimientos chiles) sin que se lleguen a quemar, solo dorar ligeramente.
Echar los langostinos y un chorreoncito de vino blanco (uso un fino Montilla-Moriles), sal al gusto y dejar hacer uno o dos minutos.
Retirar del fuego y servir muy calientes, acompañándolos con una buena rebanada de pan, para mojar……

Nota aclaratoria: lo de “pija” es sin ánimo peyorativo, es sencillamente porque en el grupo musical que formaba parte, las Spice girls. Tenia el papel de “posh” (pija)

18 comentarios:

  1. I love shrimp with garlic - it looks tasty.

    ResponderEliminar
  2. Carmen Rosa: Que receta tan fácil y exquisita que nos puede sacar de tantos apuros.

    El ajo es una medicina natural que deberíamos utilizar siempre en nuestras comidas. Para mi madre era un ingrediente básico en casi todas sus recetas pero siempre me decía 2 0 3 que si no le da demasiado sabor. Te la cojo para mi recetario virtual y espero hacerla muy pronto . Besitos

    ResponderEliminar
  3. buenisimos, y eso que el pan no falte ! bicos

    ResponderEliminar
  4. Cuantos recuerdos!, en casa de mi madre también cuelgan la ristra de ajos, en la mia no,pero tengo que colgarla, es un adorno que merece la pena. Tus langostinos de lujo como todo lo que sale de tu cocina.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Jajaja, buenísimos Carmen y no te justifiques por lo de pija, lo era y lo sigue siendo. Esa no comió nada caliente en su triste vida, si pilla estos langostinos, deja a David y se liga a un Malagueño,jajaja

    ResponderEliminar
  6. Rico, rico, fácil y rápido no se puede pedir más, bueno si, tu pones los langostinos y yo pongo el pan.

    Besitosssss

    ResponderEliminar
  7. sencillos y buenos estos langostinos.
    besoss guapaaaaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  8. Me imagino lo ricos que tienen que quedar; yo nunca los he hecho asi, solo las gambas.
    Besitos

    ResponderEliminar
  9. Que ricos, me gustan de todas las formas.

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. La receta es ideal la hago con mucha frecuencia aunque reconozco que me gusta más con gambas aunque sean chiquitas, el langostino me gusta menos y la salsa que queda es de toma pan y moja ..pero moja, moja je, je. Besito0s y feliz finde!!

    ResponderEliminar
  11. Hala, ya estoy aquí!!. De la fideuá a los langostinos, y por cierto...que langostinos hija mia. Que exquisitos quedan preparándolos así ¿verdad?. Ya le gustaría a la Victoria Beckhan meterse entre pecho y espalda una racioncita de estas, que a saber a lo que huele ella con lo que come jajajajajaja.
    Nada niña, que no defraudas nunca y que !!viva España y olé!! :)

    bicos mil preciosa

    ResponderEliminar
  12. si la pija hubiera comido esos langostinos....España le hubiera parecido otra cosa....ella se lo pierde!!!

    ResponderEliminar
  13. Sin duda los platos sencillos con buenos ingredientes son los mejores.
    Besitos

    ResponderEliminar
  14. Riquísimos!!! Y a quien no le guste el ajo que se ajoda ja,ja,ja.

    ResponderEliminar
  15. No haré comentario a esta receta, porque solo de imaginar ese plato se me caen lagrimones como puños...
    Un abrazo.

    Pilar

    ResponderEliminar
  16. Trabajo me costó pero llegué. Por el camino he ido recordando algunas recetas geniales que ya tenía en mis favoritos. En el tema eres una experta. Ya sabes que no me pierdo ninguna entrada tuya pero que no dejo comentarios porque más de 10 minutos seguidos no puedo estar en el ordenador por problemas de la espalda. Gracias, de nuevo, por tu visita y por haberme recordado esta magnífica receta. Besos de Oli de ENTREBARRANCOS

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...