lunes, 29 de abril de 2013

SALSA DE CHAMPIÑONES CON LOMO DE CERDO AL HORNO O LOMO DE CERDO CON SALSA DE CHAMPIÑONES ?



Los champiñones no entraron en “Mi cocina” hasta hace unos 35 años aproximadamente, no era un producto habitual en las recetas de mis más directos antepasados.   Estos hongos, conocidos y consumidos hoy en día en todo el mundo, he podido leer que procede de China y Japón donde se consumían desde hace milenios, no sólo por su sabor y textura, sino por sus propiedades medicinales.

Hay constancia que los champiñones al igual que Oriente, se encontraba en el menú de celtas,  romanos y griegos y que conocían lógicamente sus propiedades medicinales, tóxicas y culinarias; de hecho, fue Teofrastro, considerado el padre de la micología griega, quién mencionó por primera vez a los hongos en su Historia de las plantas.   El nombre de hongos, viene del griego “mykés – mico – hongos” , de ése término deriva la Micología, ciencia que estudia los hongos.

Utilizado los hongos como alimento, los humanos también han otorgado a las setas un carácter mágico, religioso e incluso atribuyéndosele poderes sobrenaturales; se sabía que eran alucinógenas, otras letales, crecían silvestres, de forma espontánea.  Los hongos son unos organismos que desde siempre nos han fascinado,  nos rodean por doquier, y han sido empleados para los más diversos y extraños menesteres, en ocasiones sin que fuéramos conscientes de ello; uno de los ejemplos más unidos a la gastronomía es la fermentación.

Los pueblos antiguos, como los egipcios, han usado a las levaduras para obtener cerveza, vino y pan (lo consideraban un don de Osiris).

Fueron los franceses, debido al gran aprecio y consumo de los champiñones quienes empezaron a cultivarlos cerca de las canteras de París, durante el reinado de Napoleón Bonaparte, de ahí que al champiñón se le conozca también con el nombre de “seta de París” ( su nombre científico es Agaricus bisporus.).

Puede parecer un tópico pero puedo asegurarles que los champiñones no faltan nunca en Mi cocina, siempre suele haber una bandeja preparada para su consumo.   Los utilizo con mucha frecuencia, no sólo para los platos orientales, sobre todo los de origen chino, para hacerlos a la plancha, en crudo para ensaladas, en los revueltos casi nunca faltan, al igual que en las pizzas….o en una de las salsas preferidas por mi familia para las carnes a la plancha o al horno.

¿Cómo lo hago?

Ante todo limpiar bien los champiñones:

La limpieza de los hongos es necesaria, si se los lava en agua, como cualquier verdura, el roce puede romperlos fácilmente. Si se los humedece mucho, el agua que absorben terminará apareciendo sobre todo si se van a hacer a la plancha, al wok o en sartén y con ello arruinan el salteado.
Si lo realizan de ésta forma, sumergiéndolos en agua o en el chorro del grifo, enseguida secarlos con papel de cocina.
Aconsejo también realizarlo de la siguiente forma: usar un paño apenas húmedo para limpiarlos de posibles restos de tierra o impurezas.
A la hora de cocinarlos, hacerlo de forma rápida (entre 3 y 5 minutos) ya que pasado ese tiempo comienzan a perder textura, perfume y sabor.

Para hacer la salsa:


Una vez limpios los champiñones, cortarlos en trozos muy pequeños (si lo prefieren pueden dejarlo en trozos más gruesos o laminados).
En una sartén echar una cucharada sopera de mantequilla y derretirla, añadir los champiñones y salpimentar al gusto (la pimienta a ser posible recién molida).  Dejándolos hacer a fuego fuerte tres o cuatro minutos.
Agregar un chorreón de coñac y dejarlo evaporar.
Añadir nata ligera especial para cocinar, remover bien y llevarla a ebullición hasta conseguir la textura deseada.
Apartar del fuego y servir muy caliente.

En ésta ocasión como comprobarán han “alegrado” dos filetes de lomo horneado. (La receta la encontrarán PINCHANDO aqui) 
 

Unas buenas patatas fritas en aceite de oliva virgen extra y unos huevos fritos haciéndoles compañía.

Buen provecho..

9 comentarios:

  1. Ay Carmen Rosa no se que me gusta más si los champiñones, el lomo o los dos pedazos de huevos fritos con ajitos que me están mirando con muy malas artes, (estoy a dieta de nuevo) Buenísimo todo, pero todo todo. Besos

    ResponderEliminar
  2. Que ricos, esto en casa triunfaría, a mis hijas les encantan los champiñones.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Hummmm con champiñones siempre!! :D que delicia!!

    ResponderEliminar
  4. Ayer vi la muestra que nos enseñaste en FB asi que ya me imaginaba la delicia que seria, y no me equivoque, es un plato de mojar pan hasta acabar con la barra, un beso

    ResponderEliminar
  5. Ufff,está aquí al lado mi marido, el tonto de los huevos frítos, y dice....¿¿que es eso?, pues dos huevos, le digo, jajaja,aunque la salsa de champiñones es riquisima, y que a mi tampoco me faltan en la nevera...hija mía,los huevos han podido con nosotros..que foto!!...besos

    ResponderEliminar
  6. The pork looks amazing and so do the fried eggs.

    ResponderEliminar
  7. En mi cocina entraron hace año y medio (bueno, en realidad antes, pero yo no me dignaba comerlos). Ahora les he cogido el gusto, aunque me gustan más otras setas. Un besote.

    ResponderEliminar
  8. Dios mío!!!! esas fotos son fuera de serie, de unas recetas fuera de serie y de un cocinera fuera de serie. Cuando una foto consigue que se me haga la boca agua y que mi imaginación vuele, es que es muy buena. No sé si con una barra de pan tendría bastante. Esa salsita, y por favor, esos huevos.....

    ResponderEliminar
  9. El orden de los factores no altera el producto, así que es igal que sean salsa de champiñones con lomo o lomo con salsa de champiñones, el resultado es igual de bueno y acompañado de esos huevos fritos es un placer de dioses.
    Besos.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...