viernes, 15 de noviembre de 2013

MANTECADOS DE VILLANUEVA DEL ROSARIO



La malagueña Antequera, la romana Antikaria, corazón de Andalucia,  es tierra de dulces,  de delicias de clarísimo origen árabe, incluso se cree que romanas, cuyas recetas han sido transmitidas de generación en generación e incluso salvaguardadas y preparadas en sus innumerables conventos, como el famoso Bienmesabe  



Sin dejar atrás el dulce más representativo de la zona y de los pueblos de alrededor, el mantecado.

Originariamente, a los mantecados, se les conocía como “torta de manteca”, y sus recetas más antiguas, se conservan en los conventos de Antequera, donde existe incluso un antiquísimo fresco que decora el salón de plenos del Ayuntamiento con una referencia clara a los mantecados que allí se hacían. 

El origen del mantecado data del siglo XVI propiciado por el excedente de cereales y manteca de lechón que se daba en esta parte de Andalucia. Unos dicen que en Estepa y otros en Antequera.

Todo apunta a que fue Antequera donde se elaboró la originaria receta del mantecado. Incluso, mucho antes de que empezaran a adquirir fama los mantecados de cercanas tierras sevillanas, las fábricas de mantecados de Antequera eran proveedoras de la Casa Real.

En aquellos tiempos Estepa tenía una notable cabaña de ganado porcino que pastaba libremente en grandes extensiones de encinar.  Los árboles desaparecerían en el siglo XVIII, eliminados por las tropas francesas para evitar que allí se escondieran los guerrilleros y posteriormente los bandoleros que luchaban contra los “gabachos”. Quedando el paisaje tal y como ahora se conoce, llanura de cereal.

En ésa época ya se elaboraban “tortas de manteca” en toda la comarca antequerana y alrededores, inclusive zonas de otras provincias cercanas, lógicamente en las casas, no sólo en los conventos; pero la comercialización y producción del “mantecado” se produjo en el siglo XIX, cuando a una Sra de Estepa cuyo marido era transportista por aquellos caminos de Andalucia, conocida como “La Colchona” se le ocurrió que él los vendiera por lo mercados y pueblos por los que pasaba. 

A finales de 1800, ya existían quince casas en Estepa que se habían convertido en pequeñas fábricas….hasta el día de hoy, que es el referente de los deliciosos mantecados andaluces.

Pero no hay que olvidar, que cada lugar de la malagueña Comarca de Antequera continúa cada casa, cada familia su receta tradicional. 


Tal es el caso de éstos riquísimos mantecados malagueños, de Villanueva del Rosario (AQUI pueden conocer un poco más tan precioso pueblo), cuya receta descubrí en el blog de un gran maestro artesano, “Asopaipas”,(AQUI encontrarán su receta) un estudioso y gran divulgador de las recetas tradicionales de nuestra querida Andalucia, sobre todo de la parte más dulce.  
 
Villanueva del Rosario,  está atravesado de este a oeste por el primer tramo del río Guadalhorce, que en estas tierras, tanto por su caudal como por sus dimensiones, y a pesar de recibir las aguas de los arroyos Cerezo y Parroso, más se asemeja a un arroyo que al río que kilómetros más abajo se ensanchará y fertilizará la anchurosa vega que lleva su nombre.

Sus paisajes de insospechada belleza marcada por las Sierras Jobo y Camarolos, en sus cerros, lomas y altos picos “El Chamizo” y el “Alto de Hondonero” o el “Pelao” desde los que se divisa unos maravillosos paisajes, llenos de pinos, encinas, quejigos, chopos, fresnos y grandes extensiones de olivar, moteados de blanco por los encalados cortijos y casas de labranza.

Fue en el siglo XVIII cuando empezó a “conformarse” la villa que dio origen al pueblo actual, se llamaba Puebla del Saucedo, aunque romanos y visigodos poblaban la zona y hay constancia arqueológica de los asentamientos humanos en periodos prehistóricos, más concretamente el yacimiento más antiguo se halla en los Llanos de las Salinas, en la cueva del Malnombre, donde hay pinturas rupestres de la época del Paleolítico Inferior (Más de 100.000 años a.C.).

Así que una vez más, mi consejo de cada fin de semana: Disfruten de Málaga, de sus increíbles y maravillosos paisajes, de su sol, su luz, su cultura, su gastronomía….

Y si se animan, prueben a preparar éstos deliciosos mantecados.



¿Cómo los hice?  
Siguiendo los pasos de “Asopaipas”, pero partiendo proporcionalmente las cantidades.

Ingredientes: 450 gramos de harina, 160 gramos. de manteca de cerdo, 85 gramos de aceite de oliva virgen extra (a ser posible malagueño), 160 gramos de azúcar, una yema de huevo, canela molida al gusto, ralladura de limón, media copa pequeña de aguardiente, 40 gramos de almendra molida y una clara de huevo batida.

Los pasos a seguir:

En un cuenco echar la manteca de cerdo y el aceite, batiéndolo hasta que quede bien mezclado.
Agregar el azúcar y el resto de los ingredientes (menos la clara de huevo), mezclar todo el conjunto hasta que quede la masa homogénea.
Coger pequeñas porciones y como dice “Asopaipas”: “sobándola” muy bien, para posteriormente hacer una bola.
En éste momento yo puse la masa en un molde con forma de flor, colocar los mantecados en una bandeja sobre papel de hornear, pintar con las claras de huevo batidas y espolvorear con azúcar.
Hornear a 180 º C hasta que tenga un bonito color dorado.
Sacar del horno, dejar que se enfríe.
Las he espolvoreado con canela molida y azúcar glass.

Descubrid hasta donde pueden llegar los sabores y texturas de productos elaborados con esmero, y la forma tradicional de hacer de nuestros mayores, recetas ancestrales de nuestra tierra: Andalucia.

16 comentarios:

  1. Gracias por la referencia, espero que os haya gustado mucho.

    ResponderEliminar
  2. Ooooooooooooooh ya se acerca la Navidad y con ellas los famosos mantecados,riquísimo para engordar.

    ResponderEliminar
  3. mas q apuntado para hacer xq ademas se acercan ya fiestas interesantes

    ResponderEliminar
  4. Divinisimooooooooooooooo no lo siguiente no dudo lo mas minimo esten de rexupete a las fotos me remito.
    Bicos mil y feliz finde wapa.

    ResponderEliminar
  5. Me encantaría hacer mantecados caseros para Navidad. Voy a intentar hacerlos!!
    Era tradición para la familia de mi marido ir un día a Antequera para comprar mantecados y "restos de productos del lugar". Veníamos siempre cargados de allí.

    Muchos besitos Carmen Rosa.

    No os vi en la conferencia del lunes. El martes 19 habrá otra también muy interesante sobre las relaciones de amistad de D. Arturo con sus colegas de profesión. espero poder veros por alguna.

    ResponderEliminar
  6. Da gusto leer lo bien que lo explicas todo. Habrá que probar estas flores mantecadas porque tienen una pinta!!!!

    ResponderEliminar
  7. José Manuel de Asopaipas es un maestro en el arte de hacer polvorones y además es que salen perfectos y ricos.
    Un disfrute para el paladar estos mantecados que has hecho con una bonita forma de flor.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. He dado un vistazo a tu blog y me ha encantado, me quedo por aquí si me lo permites. Te invito a que visites el mio http://madamenaroa.blogspot.com/, saludos desde Uruguay, Sudamerica

    ResponderEliminar
  9. Que ricos Toñi, nunca los he hecho yo, pero creo que me voy a animar con tu receta. Besos

    ResponderEliminar
  10. Ya huele a Navidad, y estos mantecados deben de estar deliciosos.

    ResponderEliminar
  11. Nunca los he preparado, y mira que mi abuela los hacia riquisimos!!! Voy a ver si me atrevo con tu receta.
    Un beso
    http://desdelacuinadelhort.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  12. que color más bonito, tiene que estar la mar de buenos.
    besoss

    ResponderEliminar
  13. Que bien!! Mantecados!! No se me había ocurrido, no sé si voy a poder ir a Espana por navidad, y estaba pensando que los iba a echar muchiiiisimo de menos, junto con el turrón. Aquí en UK hay unos dulces maravillosos pero en Navidad ... nada mejor que un "mantecao" con un cafelito a media tarde!!! Muchísimas gracias!! seguro que están buenísimos!! Los haré, eso si, aceite de malaga.... va a ser que no, y aguardiente ... Ron iria bien? Besos y enhorabuena otra vez por tu blog, es fantástico, y me acerca a los sabores de mi querida Málaga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos dias Cristina...con ron ¿por qué no?, un ron añejo, un vino dulce, un buen whisky...imaginación al poder.
      Echale un vistazo a los roscos malagueños que tengo publicados...
      Besitos preciosa.

      Eliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...