miércoles, 29 de enero de 2014

TARTA DE ALMENDRAS Y NARANJA AL RON, RELLENA DE CHOCOLATE CON MERENGUE Y GUINDAS



Año 1988, no recuerdo cuando ni donde los compré, pero desde ése mismo año rondan en mis estanterias, los libros de cocina de la Editorial Nueva Lente; aunque he de reconocer que en éste preciso momento que escribo ésta entrada, no sabría decir cuantos son los tomos que componen mi querida “Gran Enciclopedia de la Cocina”, tengo que contarlos.

Más de 25 años, durante los cuales he ojeado, quizás cientos de veces, sus amarillentas hojas; muchísimas veces me he recreado en las fotos de las recetas, hoy en día realmente pasadas de moda, he visualizado las recetas con su “paso a paso” fotografiadas con todo lujo de detalles. Bien explicadas y a de lo más actual de la década de los 80.

Una enciclopedia de donde, todo hay que decirlo, prácticamente no he preparado ningún plato, por lo menos no últimamente y por lo tanto creo, aunque no puedo estar segura, no he subido ninguna a mi blog.   

Éste último fin de semana, como casi todos los de invierno, me disponía a preparar un bizcocho o un pastel, por supuesto debiendo adecuar mis preparaciones a los gustos de quien lo consume mayormente: mi familia, procurando no incluir cierto tipo de ingredientes que, sobre todo mi marido no puede, ni debe consumir: queso y fruta.

Alcé la vista, miré a la pequeña biblioteca de mi cocina y lo ví: Dulces: Tartas.   Abrí sus páginas y directamente apareció ante mi una foto ya casi decolorada, con un marrón casi pajizo, que entre una especies de “churritos” madrileños asoman unas guindas que con mucha imaginación, podía ver su roja y brillante jugosidad……su nombre: Tarta de almendras.

Siempre tengo almendras malagueñas, mi suegra se encarga de tenerme la despensa bien surtida de tan delicioso fruto seco, base de una gran mayoría de los platos de mi tierra. ¿Qué sería de una cazuela de papas con rape, con pintarroja, con almejas o cigalitas; como podría preparar una cazuela de pollo sin almendras…y ya no digamos unas albóndigas en salsa de almendras? tan malagueña y quizás una de las recetas más visualizadas y visitadas en éste blog de cocina.

Leyendo detenidamente los ingredientes y la preparación del pastel, voló mi imaginación….el relleno de mermelada, lo haría con chocolate; el adorno, esos “churritos” de crema de almendra, lo haría de merengue y ésa crema tan deliciosa la pondría en una capa por encima del bizcocho.    




El licor, en vez de kirsch, pondría aguardiente, pero no, cambio de última hora, preferible ron, definitivamente usaría ron añejo y la fécula…. ¿y la fécula?  ¡¡ que no tengo !!, pues hala, de coraje, la hago y no se la pongo. 

Vamos, que en definitiva, rehago casi íntegramente la receta básica a mi antojo.

Paciencia, valor, todo casi preparado…y vamos al lio.    



El resultado:

El sabor (y como dirían los antiguos, cuando alguien se echa flores: “no tengo abuela”) delicioso, fantástico, de los pasteles más ricos que he preparado, tengo que decirlo…..

La forma, me queda mucho, muchísimo que aprender y practicar para que quede una tarta perfecta a la vista.  

Quizás no serviría para una exposición, para una foto de revista (por muy buena cámara o fotoshop que se usara), ni tan siquiera para un buen blog, pero les puedo asegurar que está realmente riquísima.



¿Cómo la hice?

Ingredientes:

6 huevos XL, 100 grmos.de azúcar, una naranja, medio limón, 150 grmos. de harina especial para bizcocho, un sobre de levadura de repostería, 300 grmos.de almendras (malagueñas a ser posible), media tableta de chocolate negro especial para postres, 100 grmos de mantequilla, 250 grmos. de azúcar glas, guindas y una copa de ron añejo.

Los pasos a seguir:

Echar las almendras en agua caliente, pasados unos minutos, quitarles la piel y secarlas. Machacarlas en un mortero.
En un cuenco mezclar 200 grmos. de almendras molidas con el zumo de la otra media naranja, reservar.

En un recipiente de cristal al baño Maria, derretir el chocolate con la mantequilla.
Cuando el chocolate y la mantequilla esté listo, agregar la mezcla de almendras y naranjas, remover y dejarlo enfriar en el frigorífico a fin de que se vaya solidificando un poco.
Precalentar el horno a 200º C.

En un bol batir a punto de nieve la clara de tres yemas de huevo.
Mientras en un cuenco mezclar tres yemas de huevo con cien gramos de azúcar hasta que blanquee, añadir sin dejar de batir, la piel rallada de media naranja y el zumo.
Agregar a ésta mezcla las claras montadas con movimientos envolventes y a continuación tamizar en la mezcla la harina junto con la levadura, removiendo con suavidad.
Verter la mezcla en un molde redondo, untado con mantequilla, nivelarla y hornear durante treinta minutos (o hasta que el bizcocho, pinchándolo con un palito, éste salga seco).
Sacar el bizcocho y dejarlo enfriar.

En otro recipiente mezclar el resto de las almendras molidas con 50 grmos de azúcar glas, tres yemas de huevo y la piel rallada de un limón. Reservar.

Cortar la tarta por la mitad (horizontalmente), humedecer los dos trozos con ron y untar el chocolate en la base inferior, recomponiendo nuevamente el bizcocho.
Untar la base superior con la mezcla de yemas y almendras y volver a meter en el horno durante unos cinco minutos (sólo encendido por la parte superior, la opción de gratinado). Sacar del horno y dejarlo enfriar, durante ése tiempo  montar el merengue, en ésta ocasión he preparado el llamado estilo “francés”:

Para ello he usado tres claras de huevo a temperatura ambiente, un pelín de sal y 200 grmos.de azúcar glas.
Echar las claras de huevo en un bol suficientemente grande, ya que después aumentarán mucho de tamaño.
Batir enérgicamente con unas varillas junto con la sal hasta que adquieran consistencia, es decir, a punto de nieve.
Dejar reposar el merengue unos minutos y comprueba que no queden restos de clara sin batir en el fondo para evitar que se baje.
Añadir el azúcar poco a poco y sin dejar de remover, batiendo hasta que la mezcla quede brillante, espumosa y formen “picos”.

Rellenar una manga pastelera con el merengue y adornar la tarta, dejando que se vea la crema de almendras y yemas.  Quemar con un soplete de cocina el merengue y colocar las guindas……

Esta tarta, es la “guinda” de una buena comida, una buena taza de té o café en una merienda…

¿Os cuento un pequeño secreto?:  No tengo soplete de cocina, pido ayuda, un SOS a mi marido cuyo uno de sus hobbies es el bricolaje y sube de su cuidado y ordenado taller su soplete semi-profesional….

Por cierto, el ron que he usado es ron añejo Havana….y así se llama ésta preciosidad: Havana, la dulce, cariñosa y preciosa perrita de mi hijo.  

  

17 comentarios:

  1. Esta tarde te leo que esto hay que leerlo con reposo y estaba loca por ver esta delicia con estos ingrediente... Havana es muy guapa!!!

    ResponderEliminar
  2. Que rica tiene que estar esta tarta con esos ingredientes

    ResponderEliminar
  3. Debe ser una maravilla esa enciclopedia de cocina, me madre tiene algunas de esas colecciones que antes se compraban por fascículos y vienen recetas de lo más interesantes, has acertado escogiendo este pastel, se ve muy muy rico.

    ResponderEliminar
  4. ummmm que buena pinta tiene me encanta bsssss

    ResponderEliminar
  5. Madre mía menuda pinta más buena tiene ese tarta. Está diciéndome cómeme, cómeme.
    Besos de "La ratita en la cocina"

    ResponderEliminar
  6. Por dios, pedazo tarta! Está para comérsela entera! Y la perra tiene una cara majísima ^o^

    Bss
    *Con Especias

    ResponderEliminar
  7. Si me ha gustado la tarta.. ni te cuento la carita de Havana..
    Y yo como tú tambien tengo "La gran enciclopedia de la cocina" de Salvat, y la verdad es que sí que he preparado muchísimas recetas de ella.. pero también es de los 80 y me ha sacado de muchos apuros en mis primeros años de casada... jejeje
    Un beso
    http://desdelacuinadelhort.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  8. Pues para habertela inventado casi, te ha quedado de puro lujo, que rica y yo a regimen !!!!! Besos

    ResponderEliminar
  9. Que delicia de tarta!!me he quedado helada viendo el corte, y no poder probarla cachis!! una autentica golosada...Besss

    ResponderEliminar
  10. Una delicia la mires como la mires, y tengo que mirar pero creo que tengo esa enciclopedia, si no completa algunos libros sueltos, ya te lo confirmare, y desde luego es una delicia esa tarta, besitos

    ResponderEliminar
  11. Uff qué buena y la combinación de las almendras y las naranjas es genial.

    besos

    ResponderEliminar
  12. Ummmmmmm se me hace la boca agua..., que delicia¡¡¡ besos

    ResponderEliminar
  13. Al final tu tarta no debe tener nada a ver con la del libro, esa te ha servido de inspiración, más que de postre me la comería a media tarde con una taza de té.
    El soplete que has usado ha hecho su servicio, te ha quedado muy bonita.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Muy buena pinta, tiene que estar de lujo! Y el soplete ha funcionado a la perfección.
    Un beso

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...