jueves, 13 de febrero de 2014

CAZUELA DE BOQUERONES AL LIMON CON AJITOS Y PEREJIL.


Las tengo desde hace muchos, muchísimos años guardadas en una botella, como si de la mar se tratara, entre caracolas, son mis pequeños tesoros, trocitos de “esmeraldas” que no dejan de ser brillantes fragmentos de vidrio de botellas rotas, de color verde, que a causa de la erosión de la mar, las piedras, la arena y la sal, se han ido puliendo sus cantos como si de piedras preciosas se trataran.


Y es que la mar transforma nuestra dejadez en algo bello, con su peculiar y natural reciclaje.

Hoy en día, ya difíciles de encontrar; pero aún hoy en día mirándolos, recuerdo aquellos momentos en los que uno a uno los recogía del mismísimo rebalaje.

Entonces volaba mi imaginación, una botella rota que no llegaba a su destinatario el mensaje escrito de su interior; creía poder ver a los piratas tirando la botella de ron por la borda.

Miraba a ver si en la lejanía podía ver restos de algún naufragio o poder bucear y encontrar un barco romano, incluso fenicio con su ojo de Horus guardando tan preciado tesoro; barcos que transportaban grandes tesoros de cristal…rotos al hundirse y que con el pasar de los siglos, del vaivén de las corrientes y de las olas o incluso las sirenas las hubiesen redondeado y pulidos hasta convertir los trozos de cristal en mágicas “piedras de cristal”: Mis piedras preciosas.

Estos pequeños tesoros que en su día estarían escondidos entre los chinorros del rebalaje malagueño, acariciados por las redes del copo, o por los cenachos de los marengos y los jabegotes; redes y cenachos llenos con el fresco manjar marino….los plateados boquerones.
Aquellos boquerones de Málaga, que pescaría mi abuelo en "la Maria del Carmen" ésa jábega que salía a la mar en las playas del Palo.
Boquerones que se preparan en Mi cocina, al más puro estilo de antaño, tal y como me enseñaron mis mayores.

Unas veces fritos...sueltecitos.

O en manojitos...de cinco en cinco y todos para el mismo "lao" como tiene que ser....
 Y si sobran, se comen frios o en ESCABECHE (en éste enlace tienen la receta)

Hoy, una deliciosa cazuela de boquerones, con ajitos y limón.


¿Lo han probado?...les animo a prepararlos, es fácil, rápido y delicioso.

¿Cómo hacerlos?

Ingredientes:

Boquerones, dos o tres dientes de ajo, el zumo de un limón, aceite de oliva virgen extra (a ser posible malagueño, en ésta ocasión de Riogordo), perejil y sal.

Los pasos a seguir:

Limpiar los boquerones de la siguiente forma:

Coger el boquerón con la mano izquierda por el centro del cuerpo, con los dedos pulgar e índice de la mano derecha coger la cabeza y tirar hacia delante hasta que rompa y meter el dedo índice por la barriga sacar suavemente toda la tripa del pescado.

Empujar con el dedo pulgar sobre la espina, presionando en dirección a la cola con objeto de separar un poco los dos lomos; tirar de la espina con cuidado, rompiéndola a la altura de la cola, de tal forma que queden unidos los dos lomos.

Enjuagar bien los boquerones para que no queden restos de sangre y escurrir.
Pelar y picar los ajos, trocear  el perejil.

En una cazuela ( a ser posible de barro) colocar los boquerones con el lomo hacia arriba, salar al gusto, echar un buen chorreón de aceite, el zumo del limón, los ajitos y el perejil.

Ponerlo al fuego y dejarlo hacer durante tres o cuatro minutos (que de un hervor), hasta comprobar que los boquerones estén hechos, removiendo con objeto de que se ligue bien la salsa…..

Servir en la misma cazuela….bien caliente, e incluso, si lo prefieren se puede comer frio….

Consejo:  Tener a mano un buen trozo de pan….



Disfruten de Málaga, de su gastronomía, de su cultura…del mar, siempre la mar.

El mar tarda alrededor de diez años en pulir y redondear las aristas de un cristal vidrio y entre 20 y 30 años en dejarlo completamente liso. ¡¡ Cuidémoslo!!

El cuadro pintado por un gran pintor malagueño: Mi suegro.  La jábega "La Maria del Carmen", la de mi abuela Carmen Rosa, en el mismo rebalaje de las playas del Palo.

11 comentarios:

  1. No sé qué me gusta más; las recetas de los boquerones malagueños, tu cocina, tus escritos o las "esmeraldas" marineras que guardas en ese tarro tan precioso, Toñi!!
    Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Los boquerones que tanto compartimos los Malagueños y los Gaditanos, me hace gracia que en el mercado voceen "los boquerones, que son de Cadiz" y la chica que ya me conoce me dice, que si guapa que son de Cadiz, que los de aqui se los llevan los bares y restaurantes, y yo me rio porque en Cadiz los he comprado de Malaga, por eso digo que compartimos.. sean de donde sean estan divinos

    ResponderEliminar
  3. A mi es que los boquerones me encantan cielo, dámelos como sea que me los como encantada de la vida. Eso si, con un buen vinito blanco acompañándolos que no es para menos :)

    besiness

    ResponderEliminar
  4. ponme dos q me las como ahora mismo!!! delicioso!!!

    ResponderEliminar
  5. De pequeña me encantaba coger las piedras de colores en la orilla de la playa, verdes y marrones eran las que más abundaban, a mi me gustaban las azules.
    De este modo no los he comido los boquerones, casi siempre fritos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Pues yo sigo recolectando cristalitos de la orilla, como voy a playas salvajes donde el ayuntamiento no limpia,pues hay, me gusta, me relaja y me entretiene.......los boquerones nunca los he comido así, y ya estoy tardando.....besos y feliz finde

    ResponderEliminar
  7. Ummmmmmmmm relamiendome me tienes me encantan los boquerones asi no los he comido nunca y mira que son facilitos de hacer asi que me llevo la receta pipitandoooooo que encuanto los vea en la pescaderia los hago.
    Yo soy de recoger piedras y conchas en la playa pero cristales no la verdad es que ahora que lo pienso pocas veces se ven , me encanta como los conservas en ese tarro.
    El arroz carreteiro divinisimooooooooo seguro que a mi hijo tambien le va a gustar , otra receta que te copiteo para no variar.
    El hojaldre relleno con nata y ese glaseado tenia que esatr para rexuparse los dedicoooooooooos tos , si es que no puedo ni acordarme que me babo toita.
    No sabes lo que siento no poder venir a visitarte mas amenudo por que todo lo que haces me encanta al igual que tus preciosos post en los que siempre nos enseñas mucho.
    Bicos mil y feliz finde wapisimaaaaa.

    ResponderEliminar
  8. Los boquerones nos gustan a todos en casa, y tu cazuelita se ve deliciosa.

    ResponderEliminar
  9. Carmen Rosa: Que completita que eres wapa. No te falta de ná (como decimos por aquí). Me ha encantado la receta, he visto de nuevola historia de la jábega de tu abuelo en Barcelona que aunque quise, me fue imposible visitar cuando estuve allí por falta de tiempo pero que me encantaría saber como llegó al museo. A ver si nos lo cuentas en una de tus recetas. También me encanta tu tesoro. A mi me gusta y relaja también coger cristalitos y piedrecitas en el rebajaje pero las pongo en las macetas y las pierdo de vista así que a partir de ahora las guardaré en un bote de cristal pues quedan preciosas.

    Muchos besitos y buena semana. Ah, creo que "D. Arturo" se encuentra ya cerquita tuya. Ja ja ja

    ResponderEliminar
  10. Me he trasportado a mi infancia yo también guardaba "mis esmeraldas en un tarro".Esta costumbre se la inculque a mis hijos.
    Muy ricos los boquerones

    ResponderEliminar
  11. Yo soy de tierra adentro y eso de ver los mensajes de náufragos no se estila mucho, no porque la gente no naufrague, sino porque no tienen manera de lanzarnos su mensaje.

    Los boquerones, tanto fritos como en vinagre, son una delicia. Y si me los pones en un guiso con pan la cosa ya se pone seria... Pero ciertamente eso se come con pan. Un besote.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...