viernes, 6 de marzo de 2015

COSTILLAS AL HORNO CON SALSA BARBACOA (BARBACUE RIBS)



La vejez empieza cuando se pierde la curiosidad  (José Saramago, escritor, novelista (Azinhaga, Santarém, Portugal, 16 de noviembre de 1922 - Tías, Lanzarote, España, 18 de junio de 2010).

En Mi cocina, continúo con mi curiosidad, no sólo por aprender, por saber….sino también porque no quiero hacerme vieja…..

Perdonen éste último “toque” de humor, pero en gran medida es cierto, no es que no quiera envejecer, sé que es ley de vida, aunque me resisto a ser o parecer mayor, sino que sí que me gusta saber, aprender y mi curiosidad en ocasiones no suele tener límite.

En ésta ocasión ha sido la palabra barbacoa, que me ha animado a saber su etimología, su origen, su significado…..aunque nada más pensarla, escribirla, lo que me viene a la mente es: forma de comer y técnica de cocina oriunda de América del Norte….aunque de fondo me suene la canción de aquel verano de principio de los 80 del conocido cantante George Dann….”La barbacoa, la barbacoaaaaa…”

Buscando en varias fuentes, he descubierto que la palabra barbacoa, no es de EEUU…como yo creía: es española, aunque tiene su origen en el continente americano, no en el norte, sino en el centro, concretamente de la zona del Caribe.

En el arte culinario prehispánico los alimentos eran preparados lentamente con calor indirecto, los consideraban más sabrosos y nutritivos; cocinaban mediante un sistema de cocción en el que las carnes no tenían contacto directo con el fuego, al calor del fuego quemando leña o carbón dentro de un hoyo en la tierra, apoyado en una parrilla de palos de madera verde.       

He leido que ésta técnica se originó en la península de Yucatán, donde los Mayas llamaban a la “barbacoa” en su lengua nativa “baalbak kab”, de las palabras Baal (tapar), “bak” (carne) y “kab” (tierra)……

Así que “baalbak kab” viene a decir algo así como: carne que se tapa debajo de la tierra. 

Los mayas hace cientos de años ya utilizaban piedras encendidas al rojo vivo, sobre la cual hacían una plancha y sobre ella colocaban la BAALBAK KAB o barbacoa, que se horneaba tal como se hace ahora.  

El sistema de cocción llegaría desde la Peninsula de Yucatán al Caribe, de los Mayas a los tainos de La Española (La Española o Isla de Santo Domingo La isla está dividida entre dos estados soberanos, la República Dominicana y de Haití,); allí llegó Cristobal Colón, descubriendo América y entre muchisimas costumbres, alimentos e incluso palabras incorporaron a nuestro idioma “Barbacoa”.  

He viajado a Republica Dominicana en  cuatro ocasiones...ésta foto está tomada en La Romana, al este del pais.


La Peninsula de Yucatán se le conoce como la tierra del faisán y del venado, por lo que me imagino que además de éstas dos especies, los tahinos y mayas prepararían otros animales de origen silvestre propios de la región…… 
Éstas fotos las tomé en mi último viaje a la Peninsula de Yucatán (Ribiera Maya y Belice)

Yo hoy en Mi cocina, no he hecho un “hoyo” en mi patio, ni en el porche, no he sacado la “barbacoa” del trastero (pobres vecinos que aguantan de verano en verano alguna que otra barbacoa en mi patio…desde estas líneas les pido disculpas si en alguna ocasión les he molestado), pero sí, que en ése boquetito de mi cocina llamado horno, he procurado preparar ésta deliciosa corbata de cerdo…. 

Pero con una salsa que en definitiva no nos recuerda al Caribe, sino a Estados Unidos…  quizás, por ser la clásica comida típica de America del Norte, las clásicas “Barbacue Ribs” que nos encontramos hoy en día en cualquier restaurante famoso al más puro estilo del Viejo Oeste, con su tradicional y exclusiva salsa “barbacoa”.

Como éste que visitamos en nuestro último viaje a Paris....(ella es mi hija)

Una salsa que nunca he preparado en plan casero, quizás algún día….hoy por hoy la compro ya preparada, eso sí procuro que sea de una marca de calidad (concretamente Heinz); una salsa barbacoa que sazona la carne aportando un delicioso sabor a ahumado, con fondo dulce con un toque ácido y un poco picante, que se carameliza durante el asado, dando un resultado espectacular, exquisito….sencillamente irresistible.

¿Se animan a prepararla?

¿Cómo la hice?....


Ingredientes para cuatro personas:
Un trozo de corbata de cerdo de un kilo, un bote de salsa barbacoa.

Los pasos a seguir:

Precalentar el horno a 160º C.  Calor arriba y abajo.

Envolver el costillar en papel de aluminio y colocarlo en una fuente de horno con la parte del lado de más carne hacia abajo (se hará en su propio jugo y no quedará en absoluto seca).

Introducirlo en el horno y dejar hacer durante una hora.

Sacar el costillar del papel de aluminio (desechar si ha quedado algún liquido), pasar el costillar a una fuente y pincelar generosamente con la salsa barbacoa.


Subir el horno a 180º C

Volver a introducirlo en el horno el costillar, dejar calor solo arriba y asar durante unos diez minutos.

Dar la vuelta al costillar, volver a pincelarlo con salsa barbacoa y hornear otros diez minutos.


De ésta forma quedará caramelizado.   

Sacar del horno e ir cortándolo en trozos siguiendo las líneas de las costillas.


Acompañar con patatas fritas…..


Buen fin de semana.

14 comentarios:

  1. Toñi, me ha hecho gracia eso de que no quiero envejecer jaja. Mi marido lo pasa fatal el pobre cada vez que cumple años. Afortunadamente la forma de envejecer de hoy en día no tiene nada que ver con la de hace años, así que llegamos a cumplir muchos estando divinísimos de la muerte y comiendo estas costillas ya no te digo naaaaaa.
    Besazos y buen finde

    ResponderEliminar
  2. Es que estan de muerte lenta, por dios Toñi, ya estoy deseando que llegue mi hija que es cuando hacemos barbacoa, y las costillas siempre caen, ademas de las de cordero y las butifarras de Chiclana que son famosas, uuuuf no sigo que me da hambre, un besito viajero Cadiz-Malaga

    ResponderEliminar
  3. Espectaculaaaaaaaaares no lo siguiente y viendo las fotos no dudo esten de muerte relenta , me ha encantado conocer el origen de la barbacoa asi como verte en tu viaje a Yucatan y respecto a lo de no querer envejecer creo que eso le pasa a todo el mundo pero hoy en dia la gran mayoria no aparenta la edad que tiene yo trabajo con gente de la tercera edad y hay muchos que estan proximos a cumplir 100 años sin aparentarlo y con todas las facultades que no es nada.
    Asi que tu sigue asi que lo estas haciendo muy bien porque mas de un@ me ha dicho que el secreto de estar asi es comer bien , disfrutar de lo que se hace no quedarse nunca parado en un sofa todo el dia y nunca dejar de ejercitar la mente me gustaria que vieras las mandalas que hacen entre otras muhcas cosas son preciosas.
    Bicos mil y feliz finde wapisimaaaaa.

    ResponderEliminar
  4. De esta manera queda jugoso, nada seco, y muy apetitoso.
    No perderemos la curiosidad, me ha gustado saber el origen de la barbacoa. Gracias.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Pero digo yo que esto mismo se podrá preparar a la barbacoa con fuego lento? Seguro que está de lujo de ambas maneras. http://www.artemaderaolivo.com/

    ResponderEliminar
  6. Pero que buena pinta tienen tus costillas con esa salsa de barbacoa que nunca he probado pero que si tu me la recomiendas la tendré que comprar. Tienen una pinta estupenda guapa como siempre. Y te felicito porque siempre serás joven pues la edad está en la mente y tu eres muy joven pues siempre tienes ganas de aprender y porque ves el mundo con esa frescura que te hace no dejar casi nada en el tintero. Que pases buena semana Toñi.

    ResponderEliminar
  7. Hola Toñi, estas se como saben y además reciente jajaja, ayer nos pusimos de costillas con salsa barbacoa hasta arriba y que ricas estaban !!!!!! Besos

    ResponderEliminar
  8. Hola de nuevo que escribí un supercomentario largo y ha desaparecido jajaja, que chasco. Pues que decirte de esas costillas ricas, que mí me encanta y me has recordado hacerla que hace tiempo...Prima ya que dices lo de hacer la salsa te invito a que veas esta que hice hace mucho que es la que suelo hacer, cuando veas los ingredientes de la salsa tan vez te extrañe pero te la aconsejo, riquísima, ya me dirás.La rivera Maya fui dos veces y adoro la cultura Maya, fue una viaje precioso. Y vosotras estáis guapísimas en las fotos. Muchos besitos a todos¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lidia..voy volando a ver tu receta.....Besitos a ti tambien guapisima....un abrazo a toda la familia, en especial a tu muñeca.

      Eliminar
  9. ay el enlace jajaj se me olvidó
    http://www.cakemol.com/2009/09/costillitas-en-salsa-barbacoa.html

    ResponderEliminar
  10. ¡Qué interesante!
    No tenía ni idea de la procedencia de la palabra Barbacoa. La verdad es que Georgie Dann le ha quitado todo el toque exótico maya a la idea de la bbq, jajaja.
    He aprendido mucho con tu entrada. ¡Gracias por toda la info!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Muy interesante el origen de la palabra barbacoa, la verdad no tenía ni idea... pero bueno, hay que aprender todos los días algo nuevo :D
    Y las se ven deliciosas :)

    ResponderEliminar
  12. Me encantan estos sabores tipo barbacoa, tienen un gusto especial buenisimo! A mi con unas patatitas me haces feliz :)
    Besitos reina

    ResponderEliminar
  13. Mmmm que ricas así es como más me gustan las costillas, te han quedado de lujo. No conocía tu blog pero me quedo como seguidora para seguir viendo tus super recetas. Un besito,
    El baúl de las delicias

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...