lunes, 13 de abril de 2015

NATILLAS DE NARANJA ESPOLVOREADA DE CACAO



¡¡ Una mariposa ha entrado en Mi cocina !!

Era metálica, con vivos colores de tonos marrones y amarillos, sus patitas eran dos ruedas; de su cuerpo sobresalía un palo al que me agarraba con mis pequeñas manos empujándola con suavidad de tal forma que sus alas se movían pareciendo que de un momento a otro lograría alzar el vuelo y yo con ella….

Nuevamente mi imaginación me hacía volar detrás de mi mariposa, aquel juguete que desde mis tres años no me abandona en mi memoria, en mi recuerdo.  Quizás desde entonces, adoro y siento pasión por tan bello y elegante animal, las mariposas.

Fue en el año 1995, en mi segundo viaje a Thailandia cuando mi hijo, que entonces tenía 14 años, vino conmigo y conoció el país de la sonrisa, la tierra de los hombres libres (Thai significa libertad).    Allí se subió sentado en la cabeza de un gran elefante, tocó con sus propias manos un enorme cocodrilo, acarició un tigre que le triplicaba en tamaño, recorrió las calles de Bangkok en tuc tuc y navegó por sus canales y el gran rio Chao Paraya; viajó en el viejo tren hasta el famoso puente del Rio Kwai y anduvo por grandes jardines con espesura de bosques y llenos de orquídeas de múltiples colores, entre las grandes y coloridas mariposas, quizás uno de los jardines-mariposarios más grandes del mundo…..

El no pudo resistirse y traerse algunas mariposas de recuerdo.  

Al principio colgaban de su habitación, hoy están en un pasillo y cada día mi hija las mira, las observa…..se ha enamorado de las mariposas.    

Curiosamente éstas últimas semanas ha visitado en varias ocasiones el MARIPOSARIO que existe en Málaga, un edificio con un puro estilo thailandés; descubriendo tan bellísimo lugar a todas sus amistades, las ha fotografiado e imaginado con seguridad de que está en Thailandia. 


Y puede que lo parezca, ya que concretamente se encuentra en Benalmadena, justo al lado de la Stupa de la Iluminación, la ESTUPA BUDISTA más grande de Occidente, con una altura de 33 mts., que unido al mariposario parece que nos encontramos en un trozo de aquel país que me cautivó, hace ya más de veinte años….Thailandia.

 Las mariposas vuelan en mi memoria, en mi imaginación y en una cocina, en un blog que suelo visitar y así una de ésas mariposas ha llegado a Mi cocina, de la mano de una gran bloguera ¿o son las mariposas las que me han llevado hasta su blog? ¿o su buen hacer en la gastronomía?; la sigo desde hace años, su autora es Maria José " Una mariposa en mi cocina" ….ella sí que es ”Una mariposa en su cocina”.

Allí, hace unos días ví ésta receta: natillas de naranja, así que fue así como llegó ésta mariposa a Mi cocina….con una de sus recetas, unas natillas de naranja; fue irresistible no probarla nada más leer la receta, no dudé ni un momento en hacerla y disfrutarla.

¿Cómo la hice? Siguiendo sus pasos, pero añadiéndole un toque que nos encanta, el chocolate.


Ingredientes para cuatro cuencos:

Medio litro de leche, el zumo de dos naranjas, cuatro huevos medianos, una cucharada sopera de maicena, la corteza de una de las naranjas (sin nada de blanco), un palo de canela, cinco cucharadas de azúcar, cacao en polvo para espolvorear (ella usó canela en polvo), dos o tres trozos de naranja por comensal y cuatro pastillas de chocolate especial postres.

Los pasos a seguir:

En un cuenco batir los huevos con el azúcar, agregar la maicena y el zumo de naranja (pasado por un colador a fin de que no caigan trozos de pulpa ni semillas).


En una cacerola calentar la leche junto con la rama de canela y la piel de la naranja. Cuando hierva, retirar del fuego y dejar infusionar.  Pasado unos minutos, retirar la canela y la piel de naranja.


Echar la leche, colándola previamente, despacio sobre la mezcla de huevos y zumo de naranja sin dejar de remover.

Volver a poner el cazo en el fuego removiendo continuamente hasta que empiece a espesar.

Retirar del fuego y verter en los cuencos donde se vaya a servir.  Dejar enfriar.

Para el adorno: fundir el chocolate al baño maria, mojar los trozos de naranja y dejar que se enfrie.    

Recortar una mariposa en un papel.

Colocar sobre las natillas el papel con forma de mariposa y espolvorear el cacao; retirar con cuidado la mariposa y colocar los trozos de naranjas bañadas en chocolate en un lado del cuenco.   

¡¡ Disfruten de la dulzura de un delicioso postre casero !! 

Mi consejo para empezar la semana: disfruten de Málaga, en Benalmádena...también encontrarán posiblemente la marina más bella, Puerto Marina, el mar, siempre la mar.... 

8 comentarios:

  1. Qué natillas más ricas y qué linda mariposa y, como siempre, un relato estupendo. Un beso!!

    ResponderEliminar
  2. Seguro que estaba muy buena
    a mí me gustan bastantes las mariposas, pero en mi familia les tienen bastante asco jaja
    un beesito

    ResponderEliminar
  3. Hola Toñi, tienes la habilidad de hacerme ver lo que estas contando !!!! Es increíble como eres capaz de hacerme viajar unas veces por el mundo y otras por mi memoria y mi infancia !!!! Al contrario que a ti, no me entusiasman las mariposas de cerca, si volando, así me encantan, pero desde luego lo que no me pierdo son estas natillas que traes hoy, me parecen deliciosas. Besitos

    ResponderEliminar
  4. Muy buenas y la presentación con la mariposa es una preciosidad.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Que ricas!!! De naranja muy buenas, te han quedado genial.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
  6. Es verdad que las mariposas tienen algo mágico que nos cautiva a todos. Y no hay mejor manera de hacerles honor que preparando un postre tan rico y bonito como ellas :) 1 besazo!!

    ResponderEliminar
  7. Toñi corazon, que sorpresa¡¡¡¡, muchisimas gracias por nombrarme y por tus cariñosas palabras hacia mi persona, me encantan las mariposas y con tu relato mentalmente me parecia estar en ese mariposario disfrutando de ellas y viendolas volar, que pena que aqui ya casi ni se vean mariposas como cuando era niña, me ha encantado la presentacion de las natillas y el toquecito de chocolate, las probare asi la proxima vez, un biquiño guapisima.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...