jueves, 1 de octubre de 2015

MACARRONES CON CHORIZOS DE MALAGA



No hay pan para tanto chorizo….


Si hay un producto nacional tan conocido y reconocido, tanto como el jamón, es el chorizo; ése embutido asociado a nuestra niñez, a los bocadillos de aquellas meriendas de las clases medias en los años 60, un manjar humilde, popular, que inexorablemente va unido a mis juegos infantiles, a mis recuerdos, a la familia Sánchez-Revilla (gracias a ellos, nunca, en todo el año faltaba los famosos chorizos Revilla en casa de mis padres)…..    

Un sabor que me hace añorar la cocina de mi madre, los potajes, las migas, los platos de coles, los bocadillos…..el chorizo, ineludiblemente está presente en nuestras vidas, en nuestra historia, en nuestro día a día…   

En todo el territorio nacional, la gama de chorizos es inmensa, riquísima….aunque hay, sobre todo últimamente, “chorizos” con chaqueta, buenos trajes y grandes maletines…aunque nada tienen que ver con los chorizos comestibles.  

¿Y me pregunto, por qué se les llama a los ladrones “chorizos” y se usa despectivamente el nombre de tan noble alimento?

Pues bien, gracias a mi innata curiosidad, he podido saber que el origen de llamar popularmente chorizo a un amigo de lo ajeno, nada tiene que ver con el rico y sabroso embutido que todos conocemos.

La razón de que se use ese término para denominar a los ladrones proviene directamente del caló, el idioma utilizado por el pueblo gitano y en el que podemos encontrar toda una serie de palabras para referirse a todo lo relacionado robar: chorí, choraró, choribar, chorar.
Chori quiere decir “robar”…por lo que el salto de “chori” a chorizo, lo tendrían fácil a la hora de indicar que “chorizar” es en definitiva “robar”.

Lo que si he descubierto que la palabra chorizo, nos llega del latín “salsicium” y que los romanos tenían mucha afición hacia los embutidos.

Hay constancia que los pueblos hispánicos, incluso antes de la llegada de griegos, fenicios y romanos ya comían éste derivado del cerdo; incluso hay constancia de que en el siglo IX a.de C., Homero en la Odisea nombra la tripa rellena con sangre y grasa, la cual podía asarse al fuego.     Este es uno de los relatos más antiguos que tenemos de un embutido, e incluso en algunas obras literarias de la Grecia clásica, se nombra los “chorizos”, como por ejemplo, en una comedia de Aristófanes, donde el personaje principal aparecía con un tarro repleto de ésta tripa rellena de carne picada de cerdo.

Entonces los chorizos solían presentar un color negro si llevaban sangre o incluso de color blanco, hasta que llegó el pimentón de las Américas, dando lugar a una de sus características principales: su color rojizo, gracias a éste condimento que apareció en la cocina española aproximadamente a finales del siglo XVI proveniente del Nuevo Mundo.

Así, con ése llamativo color rojo llega a nuestras cocinas, un embutido genial, sencillo, que sabe a carne de cerdo, a ajo,  a pimentón, a especias, a humo…..a añoranza y recuerdos, el riquísimo chorizo de cualquier región española…..éstos, son malagueños y exquisitos:

Con chorizos frescos, de cualquier pueblo malagueño, con chorizos de los de comer, que conste….he preparado éstos deliciosos macarrones, tal y como los preparaban nuestros mayores, cuando llegó la pasta a nuestras cocinas y no era tan popular la cocina italiana.

¿Cómo los hice?

Ingredientes para dos personas:
Macarrones (la cantidad suelo medirla con la mano, echo cuatro puñados generosos, dice el viejo refrán: más vale que sobre que no que falte), tres tomates maduros, media cebolla, una cucharada pequeña de orégano, sal, una cucharadita de las de café de azúcar, dos chorizos frescos, albahaca fresca, queso tipo mozzarella, aceite de oliva y agua para cocer la pasta.

Los pasos a seguir:

Picar la cebolla finamente, en trozos muy pequeñitos y rallar los tomates.

Quitar la piel del chorizo, desmenuzarlo y reservar.

En una olla poner un poco de aceite de oliva virgen extra (unas cuatro cucharadas soperas) y echar la cebolla con un pellizquito de sal, pochándola a fuego lento a fin de que ablande, removiendo a fin de que se doren y cuidando de que no se lleguen a quemar.

Cuando la cebolla comience a dorarse, añadir el tomate, un poco de azúcar, salar al gusto y freírlos con la olla tapada, removiendo de vez en cuando.

Apartar del fuego, agregar el chorizo, el orégano y albahaca muy picadita, remover a fin de que se integren todos los ingredientes.

Poner en una cacerola bastante agua a calentar con un chorreoncito de aceite y cuando rompa a hervir añadir la pasta, dejándola cocer siguiendo las instrucciones del fabricante, procurando que quede al “dente”.

Escurrir los macarrones con un colador y echarlos en la cazuela, removiéndolos bien con el tomate frito y el chorizo.

A la hora de emplatar echar el queso rallado por encima…..

¿Y hablando de “chorizos”…..en éste país? ¿de “chorizos” no vamos un poco sobrados? Y no me refiero precisamente a las cantidades de chorizos que usamos en nuestra gastronomía, a los tan nobles embutidos tan arraigados en la gastronomía española.   ¡¡ A buen entendedor, con pocas palabras bastan !!

8 comentarios:

  1. Olá Toñi!!
    Malaga é um lugar que me encanta, espero um dia ter oportunidade de conhecer!!
    Essa massa está de dar água na boca, ainda mais com uma perdição dessas de acompanhamento!
    Beijos mil e ótimo dia pra ti!!!
    www.deliciasdavodeo.com.br

    ResponderEliminar
  2. Jajaja Toñi cuanta razón con de que no hay pan para tanto chorizo tal y como esta todo jaja, y sin duda me quedo con tus macarrones con chorizo que estos no dan disgustos si no todo lo contrario dan placer jeje pq tienen que ser un placer comerlos,besitos

    ResponderEliminar
  3. Rico y fácil, ¿qué más se puede pedir?
    unb esote

    ResponderEliminar
  4. Me encanta la pasta de cualquier manera, forma, color o sabor, pero sin duda con chorizo es una de mis preferidas. Te ha quedado un plato riquisimo !!!! Besos

    ResponderEliminar
  5. Que olorcito y que sabor le tienen que dar estos chorizos. Yo voy a ir sacando la picadora y comprando el Chorizal porque en na estoy colgando los choris je,je,je. Besotes y recuerdos a Pedro. He tardado en venir pero ya me voy aclarando un poco y voy teniendo más tiempo.

    ResponderEliminar
  6. Siempre hay algo nuevo que aprender, el origen de la palabra chorizo, en cualquiera de sus sentidos, claro que uno es mejor que otro, sea en bocata o como estos macarrones, un clásico que no hay que olvidar pues quedan muy ricos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Uummmmmmmmm seguro estan de rexupete con ese fantastico chorizo de Malaga no hay mas que ver la foto dice comeme.
    Como siempre es un placer venir a tu cocina me ha encantado el post, cuanta razon tienes no hay pan para tanto chorizo jajaja .
    Bicos mil y feliz finde wapa.

    ResponderEliminar
  8. Macarrones con chorizo!! Sin duda el plato de los platos, al que nadie dice que no. Qué rico, ya me está entrando hambre sólo de verlo. 1 besazo enorme y disfruta del fin de semana!!!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...