martes, 19 de abril de 2016

NIGIRI SUSHI DE SALMON, PEPINO Y LIMON



Aún hoy en día, a pesar de que ya ha pasado casi 55 años, recuerdo mi vida en El Palo, cada calle, cada casa, cada eucalipto, pero sobre todo la playa, aquella orilla llena de chinorros y de negra arena donde varaban las barcas, resguardándose de las olas de la mar.

Era sobre todo en invierno cuando paseando por la playa, por la misma orilla, después de un temporal, crecía mi afán por encontrar caracolas y las conchas que las marejales arrastraban hasta la línea de rompeolas.     

Siempre me he sentido, desde mi más tierna infancia como los protagonistas de aquellas películas que recogían las caracolas del mar y pegándoselas al oído, escuchaba el rumor de la mar.     Aún, lo hago, guardo conchas y caracolas como si fuesen mis tesoros más queridos.

A pesar de los años, como entonces, voy recogiendo las conchas marinas, las guardo, las limpio, las toco, las observo, disfruto mirándolas y todas son perfectas para mi.   Con ellas recuerdo el mar, el olor a salitre, el sonido de las olas, sus fondos …..su amplitud e inmensidad y el embrujo que tiene sobre mi.   

Miro y remiro mis tarros de cristal, mis jarrones, mis estanterías llenas de caracolas y sonrío.   No exagero cuando cuento que recuerdo de donde viene cada una, cada momento, cada instante y como llegaron hasta mi o mejor dicho, como llegué yo hasta muchas de ellas bajando y buceando hasta varios metros, atraída por su brillo, por su forma.     

Tomo una entre mis manos, añoro la mar, la escucho, la siento; cojo algunas más, de las más queridas y se las regalo a unos amigos…..con ellas, les entrego un cachito de mi mar, de la mar malagueña. 

Ocurrió hace unos días, cuando invitamos a unos amigos a cenar, Rober y Jose; les enseñábamos ése rinconcito de nuestra casa, con aire marinero, lleno de detalles y recuerdos de la mar, les llamó la atención la estantería repletas de orejas de mar (abalones), quizás mis preferidas y que colecciono con verdadera pasión, son “mi tesoro”.  

Sin dudarlo las tomé en mis manos y se las entregué, regalándoles así una parte de mis vivencias, de ésos momentos maravillosos buceando en las playas malagueñas……sé que ellos dos recordarán ese momento, como recordarán la cena que les preparé con ilusión y por supuesto con ése cariño que mi marido y yo profesamos a los buenos amigos. 

Una cena "oriental" que como entrantes hubo en la mesa sushis.   Entre ellos, éstos nigiris sushi de salmón.

Lo propio sería prepararlos con salmón fresco, pero hay que pensar si a los comensales les gusta comer pescado crudo, por lo que la opción de poder hacerlo con éste tipo de pescado, fresco o bien ahumado lo dejo a criterio del comensal.

¿Cómo lo hice?

Les animo en un principio a pinchar en éste enlace donde explico como preparar el arroz para hacer sushis y los tipos de sushi que existen.

Los ingredientes:

Una hoja de alga nori, 85 grm.de arroz, 180 ml. de agua, 25 cl. de vinagre de arroz, 10 gramos de azúcar y 5 de sal.  Salmón ahumado al gusto o finas láminas de salmón crudo (yo las puse doble a fin de que tuvieran más consistencia en cuanto a pescado se refiere), dos rebanadas finas de pepino, pulpa de limón y hojas tiernas de albahaca.

Los pasos a seguir:

Lavar el arroz en un cuenco, con bastante agua fría tantas veces como sea necesario, hasta que el agua salga completamente clara.

Escurrir el arroz y ponerlo en un cazo con el agua, tapándolo y llevar a ebullición durante unos diez minutos, sin destaparlo.   Pasado éste tiempo, retirarlo del fuego y dejarlo reposar unos 15 minutos más o menos, sin destapar en ningún momento (esto último es importante).

Mientras preparar el aderezo, o como le llamarían en Japón, el “sushi-zu”. Éste paso es el secreto del éxito de un buen sushi.   Dice el refrán que cada maestrillo tiene su librillo, o como dirían los japoneses: cada “itamae” tiene su receta, que le otorga su sabor característico.

Para ello, en un cuenco echar el vinagre de arroz, el azúcar y la sal, removiendo bien a fin de que queden totalmente integrados.

Una vez reposado el arroz y preparado el aderezo, colocar el arroz en una fuente y echar el aderezo sobre una cuchara de madera distribuyéndolo por toda la superficie de arroz, con cuidado de no romper los granos de arroz ir mezclándolo con la espátula de madera haciendo movimientos rápidos y abanicándolo para enfriarlo lo más rápidamente posible.

El arroz debe tener un aspecto brillante, un tanto pegajoso y estar a temperatura ambiente cuando se vaya a utilizar.  

Si lo tienen que tapar, debe ser con un paño.

Mientras lavar bien el pepino y cortarlo en rodajas finas, que a su vez hay que cortar en triángulos, al igual que la pulpa del limón.

Lavar las hojitas de hierbabuena y secarlas con papel de cocina.

Cortar en tiras finas la hoja del alga nori y ponerlas sobre el plato donde se vaya a servir los nigiris.

Una vez que el arroz está a temperatura ambiente, comenzar a formar los nigiri sushi.   Para ello echar un poco de agua en un cuenco con una cucharadita de vinagre de arroz para ir remojando las manos cada vez que se realiza una pieza.

Con las manos húmedas, coger una porción de arroz y compactarlo apretando los dedos sobre la palma de la mano, dándole una forma ovalada, con aspecto uniforme y procurando que el arroz no se despegue.

Colocar los nigiris sobre las tiras de alga, colocar cuidadosamente los filetitos de salmón cubriendo el arroz, encima de cada uno, poner un trozo de pepino, un trozo de limón y la hoja de hierbabuena.
A la hora de presentarlo, la estética cuenta muchísimo….suele acompañarse con Wasabi y jengibre, encurtidos e incluso alguna verdura cortada finamente, además de colocar un pequeño recipiente con salsa de soja japonesa, llamada “Shoyu”.

Deseo y espero que ésta receta sobre como hacer nigiris sushi animen a quienes visitan “Mi Cocina” a prepararlos, a viajar gastronómicamente al país del Sol Naciente y pronto, en vuestras cocinas disfrutéis de una buena bandeja de éste delicioso manjar.

4 comentarios:

  1. Qué bonita esa concha con sus colores irisados, seguro que a vuestros amigos les encantó ese detalle, igual que la cena. El limón tiene que darle un toque muy refrescante al Nigiri Sushi, muy bueno.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Como siempre es un placer venir a visitarte y disfrutar leyendo tus preciosos post cuantos recuerdos y que bonitos recuerdos, a mi tambien me gusta recoger conchas y piedras cuando voy a las playas y tengo un monton de ellas en tarros ,mi marido cuando va a limpiar el coche despues de venir de las vacaciones siempre me trae algunas de las que guardo en la puerta del coche dice que voy a llenar la casa de piedras jajaja .
    Seguro que a vuestros amigos les encanto tu regalo asi como esa deliciosa cena que les tenias preparada.
    En casa de mi suegra tambien hay dos de esas conchas lo que no sabia era como se llamaban , son preciosas lo que no se es donde las cogio o si las compro y como ya no esta aqui no podre preguntarle.
    El nigiri sushi de salmon pepino y limon te ha quedado de relujo para no variar ,en casa no dejarian de hacerte la ola.
    Bicos mil potita mia.

    ResponderEliminar
  3. Pues sabes?, tenemos otra aficción en común y no solo la gastronomía, resulta que yo también me paseaba por la playa en busca de conchas, tengo traído para casa infinidad de ellas y en diferentes colores, formas y tamaños. Al igual que tú, solía acercarlas al oído y escuchar "el mar", que no sé si lo era o no, pero me gustaba esa sensación y creer que si. Con el paso de los años, también cambia la vida y por supuesto, nosotros. Así que esa aficción fue mermando con el paso del tiempo, pero también te digo que a día de hoy cuando piso una playa en invierno, es lo primero que hago, fijar la vista en la arena por si hay suerte y me encuentro con un pequeño "tesoro".
    Me gusta la cena que has preparado para tus invitados y la delicadeza que has tenido en pensar en ellos a la hora de preparar el Nigiri Sushi con pescado ahumado, ya que como bien dices, algunos no estamos acostumbrados a comer el pescado crudo.
    Sencillo, fácil, sabroso, un bocado para disfrutarlo al cien por cien y si es en buena compañía mejor que mejor.

    Besazos guapa

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...