jueves, 20 de octubre de 2016

CAFE FLORE MARBELLA by CASANIS



Si hay un lugar donde la exclusividad, el glamour y la elegancia se funde, ése lugar es Marbella.

Su nombre es sinónimo de lujo y prestigio, de belleza, de Sol, de maravillosos paisajes, de playas de fina arena que se mueve entre dunas y de puertos deportivos; ésa es la esencia del municipio mundialmente más famoso de la provincia de Málaga, de la Costa del Sol.

Fue en la década de los años 40 del pasado siglo, cuando el príncipe Alfonso de Hohenlohe se enamoró de esta tierra, un pequeño pueblo de pescadores llamado Marbella y decidió comprar la Finca Santa Margarita.  En 1954 llevó a cabo su ambicioso plan de convertir  la Finca en el primer lujoso hotel de cinco estrellas en la Costa del Sol, el famoso Hotel Marbella Club.

No sólo supo atraer a la alta sociedad y realeza europea del momento, sino que puso los pilares de un modelo de negocio vinculado a servicios y comodidades de altísima calidad y exclusividad que han alcanzado durante todos estos años, hasta el día de hoy reputación internacional.   Siendo un destino turístico de alto poder adquisitivo.

Pero quien no conozca Marbella, debe saber que ésta maravillosa ciudad malagueña y su entorno es mucho más que tiendas, hoteles, coches, yates y viviendas de lujo.  El verdadero tesoro es su historia, su gente, su cultura, su gastronomía, su clima, su sol y su luz, su mar…..y la ciudad, el caso viejo de la villa, un precioso conjunto de calles encaladas, tranquilas, con ventanas enrejadas y un pausado e inconfundible sabor malagueño, andaluz.

Sus orígenes se remontan al 1.600 a.C. aunque la ciudad en sí fue fundada por los romanos con el nombre de Salduba, cuando era una de las ciudades por la que transcurría la Vía Augusta. Pero no sería hasta la época musulmana cuando se comienza a hablar de ella en los escritos como ciudad consolidada, urbanizando y fortificando la localidad.

El Casco histórico de Marbella era la antigua Medina, con su típica infraestructura árabe de calles estrechas y su trazado sinuoso, laberinto de calles estrechas que guardan muchos secretos por descubrir, un amplísimo patrimonio histórico y cultural donde disfrutar de iglesias, museos, ermitas, castillos, murallas y casas señoriales donde se puede leer buena parte de la historia de éste bello lugar.

Calles y plazas repletas de naranjos, paredes repletas de geranios; callejuelas empedradas que invitan a perderse, a soñar, a embriagarse de los olores a azahar, a jazmines mientras se pasea por un recorrido hermoso repleto de bares, y restaurantes, disfrutando de sus colores y aromas.

Y es que su gastronomía es de lo más extensa y exquisita, gracias en gran medida a los productos locales, dando lugar a una cocina sobre todo mediterránea, con una gran variedad de restaurantes de ambiente selecto, a cargo de chefs de gran prestigio internacional.

Entre ellos, “Mi Cocina, más concretamente mi hijo Alejandro junto a mi nuera Marta, tuvo la oportunidad de disfrutar de un magnifico restaurante situado en el corazón del casco antiguo de Marbella: Café Flore. 


Tras el éxito del restaurante Casanis Bistrot de comida franco-belga en el casco antiguo de Marbella, el fundador y artífice del proyecto Guy Sirre puso en marcha éste otro restaurante bistró de alta cocina en la misma línea pero esta vez de comida italiana, con grandes profesionales, experimentados chefs, con amplia terraza y huerto ecológico propio.

Productos de calidad, un servicio exquisito y una excelente carta. En Café Flore, el ‘hermano pequeño’ de Casanis, y situado a tan solo 50 metros calle abajo en la maravillosa Calle Peral de Marbella, ofrecen su propia interpretación de la cocina tradicional italiana.

El emblemático enclave, la decoración, el cálido ambiente, el trato personalizado, amable, la calidad de sus platos……deben Vds. descubrirlo, por lo que les animamos a visitar Marbella y por supuestísimo descubrir la gastronomía de Café Flore.
De la mano del chef Luis Felipe Ciro y junto con Federico, Jefe de Sala, comienza la aventura gastronómica de Alejandro y Marta (de "Mi Cocina") 



La carta, cada uno de sus platos, mejor no describirla, sino disfrutarla integramente, desde sus entrantes.

 Alejandro comentaba en las redes sociales: Ir a Marbella y no pedir unos “Carbonara” en Café Flore debería estar tipificado como delito gastronómico. 

Todo un espectáculo en la gastronomía marbellí, no sólo en cuanto a que es una verdadera delicia, sino visual, ya que lo preparan en sala, lo preparan dentro de un gran y riquísimo queso, flameados con grappa. 

Quedan tan exquisitos que se ha convertido por méritos propios en el plato estrella.  

Aunque no hay que dejar atrás, un buen redondo de ternera blanca, cocinado en pieza entera con un perfecto punto “rosé” (el plato blanco con la flor azul); al degustarlo sólo cabe decir: ¡¡ madre mia !!

Y si desean comer pizza…sin lugar a dudas, la pizza Pekin, a base de confit de pato con cebolleta fresca y salsa Hoisin ¡¡ Que nos gusta Oriente en Mi Cocina….!!


Sin dejar atrás los platos de la mar, disfrutar de una increíble corvina cocinada a baja temperatura, jugosa, espectacular….el pescado, lo más representativo de éste Mar de Alborán que baña Marbella en Café Flore se convierte en un plato estrella.


¡¡ Los postres !! Tiramisú, panna cotta, financier…..dulces, como dulce la noche marbellí.

Además como broche final ¿Quien no se toma un cocktel? Cuentan con un gran bartender, y es que no logramos saber que tienen sus cockteles pero no pedirán sólo uno....


Toda la cena regada con unos buenos vinos, no nos defraudó en absoluto.  Por lo que, sin lugar a dudas, una vez más les doy mi consejo: Disfruten de mi tierra, de su gastronomía, de su cultura, de su clima y paisajes, de la mar……y en Málaga: Marbella.

Alli, o mejor dicho, aqui en Marbella, en la Plaza Puente Ronda, nº 5, encontrarán:

CAFE FLORE by Casanis.

Un restaurante italiano para disfrutar de la buena mesa malagueña.

5 comentarios:

  1. Muy completo el post! Menuda pinta tiene todo... Me quedo con la pizza pekin, tiene que estar de escándalo!

    ResponderEliminar
  2. Unos platos que se ven magníficos, de los que no te quedas con hambre, seguro que triunfan.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Me encantaría este restaurante, todo lo que sea comida italiana me chifla, la comida se ve fabulosa y el sitio por las fotos me encanta como está decorado,un placer poder disfrutarlo aunque sea virtualmente jeje,besos

    ResponderEliminar
  4. Que bien comunicas todo,tus vivencias,las historias,los platos!!!Felicidades.

    ResponderEliminar
  5. Hola, Toñi.La plaza de Puente Ronda me trae muchos recuerdos de mi niñez. En la calle que está a la izquierda de la foto, he vivido desde que nací hasta los 20 años que volvimos a la finca de los abuelos. En esa zona hay casas señoriales muy bonitas, hoy transformadas en bares y restaurantes. Me alegro que tu hijo y tu nuera hayan disfrutado de una velada tan agradable.
    Besos, Carmina.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...