martes, 31 de enero de 2017

HUEVOS RELLENOS CON GUACAMOLE



¿Cuándo vas a hacer huevos rellenos con atún que hace mucho que no lo preparas?

Un solo comentario, una pequeña insinuación de mi marido o de nuestros “niños” (ya no son tan niños todo hay que decirlo, pero nunca dejarán de serlo para mi) es motivo para no tardar ni “cero coma” en ponerme manos a la obra, así que ése mismo día, como aperitivo hubo en la mesa huevos rellenos con atún.

Eso sí, con menos mayonesa que de costumbre a fin de que cada comensal se la sirviese a su gusto.   (En éste enlace encontrarán la receta de como los preparo).


Pero me imagino que quienes siguen mi blog, ya me irán conociendo y saben que mi imaginación vuela, que me gusta hacer la cocina más diversa y dejo volar la imaginación, me gusta probar y disfrutar de nuevos sabores y texturas, así que ni corta ni perezosa me preparé exprofeso para mí: huevos rellenos con aguacate.   Preparé un guacamole suave, sin tomate, que le dio un toque de color, de sabor y aventura gastronómica a “Mi Cocina”.


El guacamole (AQUI tienen la receta de como lo preparo) es un invento culinario maravilloso para quienes nos encanta su ingrediente principal: el aguacate, que me viene a la mente cuando pienso o recuerdo mi viaje a Méjico. 

Fue entonces cuando descubrí realmente el gusto por éste deliciosa receta del país hermano y supe que el guacamole se remonta a la época precolombina de los aztecas, de hecho cuenta la leyenda que el Dios Quetzalcoatl fue el encargado de transmitir la receta de este “platillo”, como ellos le llaman, al pueblo Toletca que se dedicaron a extenderla por todo el territorio mesoamericano.

La palabra “guacamole” proviene también del náhuatl “Ahuacamolli” que significa “ahuacatl” (aguacate) y “molli” (mole).  Mole de aguacate.   Una genialidad y un símbolo del gran sentido del humor mexicano, el nombre que los antiguos nativos le pusieron a esta fruta del aguacate, el nahualt “ahuacatl” significa “testículo”,  nombre que le pusieron por su forma y la manera en cómo cuelga del árbol.  De hecho al tener una significación erótica para los aztecas, ni tan siquiera  dejaban a las mujeres recolectar los frutos.

Aunque hay que decir que la verdadera clave de un buen guacamole es un buen aguacate. 

En Málaga es fácil encontrar buenos aguacates, porque a esta fruta subtropical originaria de México, se encuentra más que consolidada en la comarca malagueña de la Axarquía.

Pero no sólo me refiero a que sea un buen aguacate de nuestra querida Málaga o Granada, sino también a que se éstos se consuman en el momento óptimo, es decir ni muy blando porque será señal de que está pasado, ni por supuesto muy duro porque será la señal de que estará inmaduro y por ende su carne será totalmente incomible.

A la hora de comprar un aguacate, si quiere consumirlo inmediatamente, lo mejor es seleccionar una fruta que ceda ante una suave presión.  Los aguacates son fáciles de pelar cuando están maduros, en su punto; para ello, solo hay que cortar el aguacate por la mitad y girar las dos partes para separarlas.   Después puede retirar el hueso deslizando la punta de una cuchara suavemente por debajo y hacia fuera.

La mejor época para el consumo del aguacate es todo el año, aunque los mejores meses son los que van de enero a mayo; así que les animo a consumir éste delicioso, nutritivo y beneficioso fruto, a ser posible, que sean malagueños.

En ésta ocasión, aprovechando un guacamole preparado para compartir como aperitivo, se me ocurrió rellenar unos huevos cocidos.

¿Cómo los hice?


Ingredientes para dos personas:

4 huevos, 4 cucharadas soperas bien colmadas de guacamole (Ésta es la receta)   y una ramita de cilantro fresco.  

Los pasos a seguir:

Cocer los huevos, una vez estén cocidos, dejar que se enfríen y quitar la cáscara.

Partirlos por la mitad longitudinalmente y sacar las yemas.

En un cuenco machacar las yemas de huevo con un tenedor, añadir el guacamole y unas hojas troceadas de cilantro.   Mezclar bien de forma que queden todos los ingredientes bien integrados.

Rellenar las mitades de los huevos con la masa resultante, con generosidad, dándole forma redondeada.

Adornar con una ramita de cilantro.

¡¡ Buen provecho !!

3 comentarios:

  1. Rellenos de atún son un clásico que siempre triunfa, pero claro no nos conformamos, nos gusta probar otros sabores. Una buena idea con aguacate ya que ha de ser un relleno muy cremoso y muy rico. Seguro que si tu familia también los probó quedaron encantados.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Querida Toñi: Ante todo feliz año aunque ya estemos en febrero. Muy buenos tus huevos rellenos con guacamole, y el instruirnos sobre México, país donde nunca he estado pero estoy segura que me encantaría.

    Espero pasarme este año más por tu blog, pero la verdad es que no tengo ganas desde hace algún tiempo de meterme en la red, estando bastante inactiva. Me tengo que proponer escribir más en el blog, y seguir contando historias. Espero que este 2017 venga cargado de salud y felicidad para ti y tu familia, guapa. Un fuerte abrazo. Una ferviente admiradora.

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado la idea, tienen qué estar bien rico. Un abrazo

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...