LANGOSTINOS EN SALSA TERIYAKI CON ROMERO SOBRE TORTA DE INES ROSALES

¡Las recetas no sirven, a menos que utilices tu corazón en ellas! 
Dylan Jones (escritor y periodista). 

Es Domingo, por la ventana entra el amanecer, aún adormilada compruebo que la luz, con timidez ha pintado la biblioteca de un color grisáceo. Un cielo encapotado nos abraza avisándonos de que el verano va camino de llegar a su fin. 

Septiembre me invita a no salir, a quedarme en casa, a desear estar tranquila, a pensar en disfrutar de una plácida mañana, relajada, sin prisas, no se me apetece ir a la playa, ni a pasear y voy dando vueltas por la casa. Aún los aromas del café impregnan todas las estancias, subiendo y bajando por las escaleras, llenando el salón y ya pienso en cocinar. 

Es mediado de Septiembre y me encuentro que sueño con volver a mi cocina virtual, a escribir con calma en mi “rincón” tras más de seis meses; anhelo volver a ése hueco donde me inspiro sentada frente a mi marido y no sola en mi sala de estar y lo digo en voz alta…..y él cumple mis deseos, hace los cambios mientras yo sigo la rutina de cada mañana. 

Enciendo la lámpara de sal y dirijo mis pasos hacia el acuario a darle de comer a mis peces. El más astuto me observa, va a su esquina por donde sabe que llegará su desayuno, nervioso salta a la superficie, persigue a los demás impidiendo que se acerquen hasta que van cayendo los primeros copos y los engulle con avidez….yo me rio y parece que me reconoce, se tranquiliza dejándose rodear por los demás. 

Mientras en la fuente de un estante cercano que discurre el agua iluminada por una pequeña e intensa luz. Las gotas van tintineando en los chinorros que me traje del rebalaje como si de una música celestial se tratara.     De fondo, suavemente suenan viejas canciones que llenan mi alma: Sade, Whitney Houston, Roberta Flack, Santana, Francisco Cespedes….. 

Abro la ventana que comunica mi cocina con el salón principal, también la puerta de mi patio, el canto de los mirlos y los gorriones se unen al son de la música. De fondo, el estridente ladrido del bichón maltés de mis vecinos rompe la magia.     La corriente de aire me trae el olor a jazmines, a albahaca, tomillo y romero mientras enciendo los fogones; comienzo a cocinar, feliz, tranquila, relajada voy preparando todo lo necesario dejando volar mi imaginación; pongo mi corazón en cada detalle, en cada plato, en cada receta. 

Hoy, Domingo, mediados de Septiembre, les animo a cocinar, algo no demasiado complicado, fácil de preparar y que segura disfrutarán sus comensales….Unos langostinos con salsa teriyaki que publico desde "Mi Rincón", donde vuelvo a publicar y retomo la añorada rutina de mi cocina virtual.
¿CÓMO LOS HICE? 
INGREDIENTES PARA UNA PERSONA: 

7 langostinos grandes, 3 cucharadas soperas bien colmadas de salsa teriyaki (se puede conseguir en grandes superficies), 1 cucharada sopera de jengibre fresco rallado, una torta tipo Inés Rosales (usé con sabor a naranja), 1 cucharada sopera de aceite de sésamo (en su defecto aceite vegetal), 2 cucharadas soperas de vino blanco (uso un fino amontillado), un diente de ajo, 1 cucharada pequeña de romero fresco (sólo las hojas), sal, 1 cucharada pequeña de sésamo y 1 cucharada sopera de ralladura de piel de naranja. 

LOS PASOS A SEGUIR: 

Pelar los langostinos y retirar con sumo cuidado el instentino. Pelar el diente de ajo y machacarlo junto con el jengibre hasta obtener una pasta lo más fina posible. 

En un cuenco colocar los langostinos, echar la salsa teriyaki, la pasta de jengibre y ajo, el romero, añadir el vino blanco y salar al gusto. Remover bien a fin de que se integren todos los ingredientes y dejar macerar durante media hora. 


Mientras rallar la piel de la naranja, reservar. 

Poner una sartén a fuego fuerte con el aceite de sésamo; una vez que comience a humear echar los langostinos junto con todo el marinado, removiendo durante unos dos o tres minutos hasta comprobar que los langostinos están hechos. 


A la hora de emplatar, colocar la torta en un plato, colocar los langostinos (que estén bien caliente) sobre ella, espolvorear generosamente el sésamo y la piel de naranja…..

Ya sólo queda disfrutar…..
¡¡ Sean felices cocinando y ya saben: dejen volar la imaginación ¡!

12 comentarios

  1. Hola Toñi, retomamos las ganas de cocinar y de retomar nuestros blogs, encanatda de volver a disfrutar de tu compañía. tengo ganas de probar las tortas en platos salados, tortas que en mi casa se han tomado desde siempre, son las tradicionales sevillanas, tan ricas y especiales. Me ha encantado la combinació y no creo que tarde en probar. Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos dias Elisa, gracias miles por ser parte de éste rincón que se denomina "Mi Cocina", que es vuestra, de quienes me acompañáis en ésta gran aventura virtual. Encantada de tenerte siempre a mi lado, animándome no sólo a cocinar, sino a escribir, describir y compartir.
      Las tortas Inés Rosales no faltán en casa, es el "postre" de mi marido sobre todo en invierno, cuando no le puede faltar su café solo tras la comida. A mi me enloquece los sabores salados-dulces así que no lo dudé y preparé éste plato que te animo a probar una vez más.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Qué bien escribes Toñi, es un placer leerte, tenías que haberte dedicado a ello, tienes facilidad con la palabra escrita, describes todo perfectamente, de tal manera que te sientes transportada a ese lugar.
    Pero también cocinas de maravilla y estos langostinos con la originalidad de ir acompañados con una torta de Inés Rosales me parece una estupenda idea.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos dias mi querida Ana......cuento mis sentimientos, mis pensamientos sólo cuando estoy inspirada. Ya quisiera yo poder escribir mejor; tu me miras con muy buenos ojos y te lo agradezco ya que me anima seguir. Compartir buenos momentos con personas como tu, a quien quiero y admiro es lo mejor de éste blog.
      Gracias por tus cariñosas palabras. Besos .

      Eliminar
  3. Toñi leer tus recetas es como leer una novela me encanta como las describes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Juan. Compartir no sólo recetas es mi principal aliciente, escribir, transmitir experiencias, sentimientos es todo un aliciente para seguir ésta maravillosa tarea, sabiendo que personas como vosotros, buenos amigos son los que me animan para seguir en ésta aventura gastronómica. Un abrazo a ti y a tu dulce Kesito.

      Eliminar
  4. Querida Toñi: Me ha encantado tu vuelta a los fogones, tu forma de introducirnos en tu casa, en tu patio, en tu cocina acompañada de tu marido. Me encanta ver como disfrutas cocinando. Es un placer leerte. Me ha encantado tu receta y la he escrito en una libreta que voy a dedicarte. Un fuerte abrazo y como siempre felicidades por tu cercanía, por tu entrega y por tu buen hacer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyyyyy......¿Ves? Me emocionas una y mil veces. Tu me animas a escribir, a describir, a seguir publicando. Muchas ganas de verte mi querida amiga. Un fuerte abrazo a toda la familia "Reyes", siempre en mi memoria y en mi corazón.

      Eliminar
  5. Hola Toñi como estás , espero que bien, me ha encantado como has dejado tú pagina, es muy bonita .
    La receta original, además de rica.
    un beso
    cuidaros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchisimas gracias Maria José......Estoy bien, con ánimo y salud que es lo importante. He visto por los caminos virtuales que vosotros estáis muy bien, he disfrutado comprobando tus viajes, tu hija que está preciosa y tu con ése arte gastronómico que admiro.
      Me alegra te guste el blog y ésta receta tan sencilla, pero no por ello menos rica.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.