AJO BLANCO CON LANGOSTINOS TERIYAKI, ANCHOAS, AGUACATE Y CARNE DE MEMBRILLO

¿Toñi estás con tus fotos para el blog? 
Así me preguntaba mi vecina Mari Carmen mirando entre las rejas cubiertas de blancos jazmines que separa nuestros porches. ¿Qué has hecho? Una genial versión del ajo blanco malagueño que me ha cautivado, le contesto; 
Una genialidad que ha presentado un joven chef, Daniel Fernández, que trabaja con MALMURFUSION SELECCION GOURMET , una gran empresa de distribución productos de alta gastronomía propiedad de unos buenos amigos, grandes profesionales, bellisimas personas que han abierto una gran nave, donde distribuyen sus productos gourmet, escuela y taller de alta gastronomía. 
Con éste plato ha quedado finalista del concurso chef invitado “apartado profesionales” del Restaurante KGB MALAGA; ya sabes que es el restaurante de “tapas” más famoso de Málaga, donde invitan y presentan las creaciones, cada mes, de chefs incluso con Estrellas Michelin. 
Espera Mari Carmen, te acerco el plato para que lo veas aunque sea de lejos. 

Voy separando con sumo cuidado las tupidas ramas de nuestros jazmines y acerco el plato para que ella pueda ver aunque sea de lejos el colorido tan alegre, tan colorido que llena de alegría el inmaculado lienzo de éste clásico y tradicional planto tan malagueño: el AJO BLANCO. 

¡¡ Ayyyyyy qué batiburrillo de cosas tiene, qué bonito le has puesto, cómo esté tan bueno como precioso, parece un cuadro!!. Con lo que le gusta a mi hijo el ajo blanco, le voy a llamar para que lo vea, ya sabes que él es un sibarita. 

No le llames, espera un momento, no te vayas, no entres para dentro. Tardo “cero coma”, ponte tu mascarilla y abre tu puerta. 

Sí, le pasé uno de los platos, el de la “tapa” que fotografiaba para que él lo probara. 
Al rato, me decían: Toñi, lo hemos compartido, nos ha sabido a poco, está realmente espectacular. Entra por los ojos, pero la combinación de tantos sabores, tantas texturas, tanto colorido ha convertido cada cucharada de la tradiciónal crema de ajo blanco en una experiencia exquisita. Quito lo de “batiburrillo” para decir que es todo un espectáculo para el paladar. 

Y se me quedó su expresión en mi mente, por lo que no puedo dejar la oportunidad de explicar que quiere decir “Batiburrillo”. A pesar de su sonoridad es una palabra en vías de extinción, poco usada, desplazada por otras como popurrí o revoltijo. 

Según la RAE, coloquialmente, viene a significar: En la conversación y en los escritos, mezcla de cosas inconexas y que no tienen propósito. Batiburrillo equivale a “mezcolanza”, “de todo un poco”, “mezcla de cosas revueltas, sin orden e inconexas que se desdicen entre sí”… 

Pero les puedo asegurar que todos y cada uno de los ingredientes unidos en éste plato le dan potencia por sí mismo a cada cucharada de la deliciosa crema de almendras y tienen un lazo de unión, una gran empresa malagueña que apuesta firmemente por la alta gastronomía malagueña: MALMURFUSSION SELECCION GOURMET.    Empresa en la que he tenido el honor de ser invitada y entrevistada en su apertura y para su canal de Youtube....
Por cierto ¿sabian que el ajo blanco malagueño tiene su origen en el “salmorium” que se preparaba en la antigua Roma? 

El que el poeta Publio Virgilio Marón dejó constancia en su égloga segunda, escrita entre el 42 y el 39 a.C. A través de sus poemas, Virgilio ensalza la vida de los campesinos de la época y sus costumbres, entre las que menciona el hábito de tomar este refrescante majado para reponer fuerzas tras el duro trabajo en el campo durante el estío. 

Sin embargo, el ajoblanco, tal y como lo conocemos hoy en día, es legado de la cocina andalusí, pues a pesar de que fueron los fenicios quienes introdujeron las almendras en el Mediterráneo, y los romanos quienes empezaron a cultivarlas de manera intensiva, fueron los árabes quienes difundieron su cultivo y exploraron y crearon multitud de platos con este nutritivo ingrediente, desde salados como el arroz árabe, hasta dulces como el alfajor. 

Así, uniendo el histórico ‘Salmorium’ con el nuevo y rico fruto proveniente de Asia, nació este reconstituyente y nutritivo gazpacho blanco de refrescante sabor y sutil aroma a almendra, la cual, además, aporta un punto cremoso muy fino y delicado. AQUI ENCONTRARÁN MIS DIFERENTES VERSIONES
Un plato que es un clásico en mi cocina, que acompaño siempre con uvas moscatel de Málaga, siguiendo la tradición de mis mayores. Pero ya me conocen, tenía que hacer la versión de Daniel, tenía los productos de Malmurfusión las maravillosas anchoas, la dulcísima carne de membrillo en mi cocina por lo que dejé volar la imaginación y con la base del ajo blanco malagueño realicé mi versión del presentado para el concurso de KGB Málaga por MALMURFUSION Selección Gourmet 
¿CÓMO LO HICE? 
INGREDIENTES PARA DOS PERSONAS: 

PARA EL AJO BLANCO: 15 almendras crudas peladas, un diente de ajo, una rebanada de pan asentado (pan de pueblo, el llamado en Málaga pan cateto), dos cucharadas soperas de vinagre de vino blanco, medio vaso pequeño de agua, tres cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra y sal. 

PARA ACOMPAÑAMIENTO: 4 langostinos, 4 anchoas, un aguacate, carne de membrillo, salsa teriyaki, esferas de aceite de oliva virgen extra, hojas verdes y flores comestibles (usé entre ellas hierbabuena y cilantro). 
LOS PASOS A SEGUIR: 

Escaldar las almendras (si son con piel) en agua hirviendo durante unos minutos. Dejar enfriar y quitar la piel. Quitar la corteza del pan y poner la miga en remojo. Pelar el ajo y quitar la raíz central. 

Introducir en el vaso de la batidora las almendras, el ajo, las almendras, el pan remojado, el vinagre, el aceite y salar al gusto. Batir a máxima potencia hasta conseguir una mezcla bien homogénea y consistente. Probar y rectificar de los ingredientes hasta conseguir el sabor y consistencia deseada (personalmente me gusta bien consistente, ni muy liquida ni demasiado espesa y para comer con cuchara). Reservar en el frigorífico. 
Mientras pelar los langostinos dejándoles la cola. Hacerles un corte longitudinal, sacarles la tripa central, enjuagar bien y dejar macerar en la salsa teriyaki. 
Pelar el aguacate cortando su carne en tiras alargadas. Trocear en cuadraditos la carne membrillo 

Poner una sartén al fuego y cubrir el fondo con aceite de oliva virgen extra. Una vez caliente introducir los langostinos junto con la salsa, dejándolos que cojan color. Una vez estén hechos, apartar del fuego y reservar. 
Sacar el ajo blanco del frigorífico. 

MONTAR EL PLATO Para ello: 

Echar el ajo blanco, colocar al gusto tiras del aguacate, langostinos, trocitos de carne de membrillo, anchoa, brotes verdes y las perlas de aove. 
Es la época de varear los almendros en los campos malagueños y aún, a pesar de que es Otoño, en Málaga luce el Sol y podemos disfrutar de platos como éste ajo blanco que a temperatura ambiente es ideal como entrante. Así que no dejen de disfrutar de estos platos con Sabor a Málaga. ¿Se animarán a hacerlo y me lo cuentan? Les aseguro que les gustará tanto como a Mari Carmen y su guapisimo hijo Ruben que es la simpatía personificada.
A ellos dos, a Manuel de Malmurfusion y a su dulce esposa, a Daniel su chef, dedico la receta de hoy.   Gracias por todo, pero ante todo por vuestra amistad y cariño.

MALMURFUSSION  SELECCION GOURMET
C/ La Orotava, nº 32
Poligono San Luis
Málaga

Tfno. 670 95 89 57

14 comentarios

  1. Respuestas
    1. Muchisimas gracias.....Eres un Sol. Siempre tan amable y cariñosa conmigo.

      Eliminar
  2. Ya me gustaría tenerte de vecina Toñi porque un plato como este es un lujo primero para la vista y después para el paladar. Eres una artista.
    Mucha suerte a tus amigos de Malmurfusion!!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡ Qué linda eres Ana !! Es que te tengo que querer sí o sí....Muchas gracias.

      Eliminar
  3. Estoy loca por preparar este plato en casa, estoy haciendo este curso fp dirección de cocina, espero poder tomar esta y otras de sus recetas para hacer en clases.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Mi Cocina" es tu cocina.....detalles como éste tuyo, que me cuentes que para ti es un aliciente, para tu aprendizaje, tu futuro o para tu propio consumo hace que merezca la pena publicar éste blog. Muchas, muchisimas gracias y espero te guste ésta receta y disfrutes con ella.
      Un cordial saludo.

      Eliminar
  4. Querida Toñi:: Me encantaría ser tu vecina y poder dejarme llevar por los olores que saldrían de tu cocina. Te preguntaría: ¿Hoy que tienes para comer? ¿Puedo ver cómo lo haces? Te pediría consejos, etc Una gran suerteeeee para ella.

    Con respecto a tu receta de hoy me ha encantado la mezcla de productos que ya por la mañana temprano me hacen la boca agua.

    Un fuerte abrazo y buenaaaa semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Te aviso en cuanto vendan la casa de al lado?...Qué linda eres!!!!!
      Me alegra saber que te ha gustado éste "batiburrillo" que se le ha aportado a éste clásico malagueño: el ajo blanco que antaño siempre se acompañaba y se acompaña con uvas moscatel malagueño o con melón.
      Un fuerte abrazo para ti también y para los tuyos.

      Eliminar
  5. Hola Toñi. Es una maravilla. El ajo elevado a plato de restaurante con estrellas. Tiene que estar delicioso y el plato luce mucho con tanto colorido.
    Como siempre, una exposición perfecta.
    Besos y cuidaos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marisa, muchisimas gracias por tus generosas palabras y tu visita a "Mi Cocina", es tu cocina. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  6. Hola Toñi, nunca había visto un ajo blanco tan bien acompañado, tan bonito y tan delcioso, todos sus ingredientes. Un beso !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Idea de un fantástico chef de la empresa Malmurfussion de un buen amigo nuestro....no me pude resistir a hacerlo en "Mi Cocina" y darlo a conocer.....Muchas gracias guapisima.

      Eliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.