lunes, 17 de septiembre de 2012

ALMEJAS DEL CANTABRICO CON CORAZONES DE ALCACHOFAS DE LA AXARQUIA MALAGUEÑA




No hace mucho comenté en “Mi cocina” que mi pasión por la mar, me llevó a ser una “malacóloga” sin remedio; voy recogiendo todo tipo de caracolas y conchas marinas que guardo y colecciono; aunque a fuerza de ser sincera he de indicar que las que encuentro en nuestras playas malagueñas como las de las almejas, coquinas, conchas finas o currucos..las dejo.   Y he de reconocer que hay dos tipos de ellas que me encantan, me apasionan y las colecciono.  

Una de ellas, he llegado a recoger de la orilla, cientos no, miles; es la Cypraea (errónea –pyrum) una concha de gran belleza, pequeña, en forma de pera, de color pardo, marrón con franjas y moteada, aparece en áreas rocosas donde abundan las algas, sólo se encuentra en el Mediterráneo.   Con ellas relleno jarrones de cristal y suelo regalarlas a mis amistades.

La otra es para mi muy especial, ya que para cogerlas tengo que bajar en apnea hasta el fondo, en muchas ocasiones hasta cinco metros, las suelo guardar y conservar con cariño, como si de una joya se tratase, es la oreja de mar verde (Haliotis tuberculata); la encuentro de diferentes tamaños, de forma auricular, con una fila de agujeros que recorre uno de sus bordes y que el interior está revestido por una capa gruesa de madreperla, desprendiendo todos los colores del arco iris.     Aquí pueden ver, tal y como la encuentro en el fondo marino  vean pinchando aqui, qué preciosidad.    

Alguna vez suelo regalar alguna, aunque no me resulta fácil desprenderme de ellas, son “mi tesoro”.
Tanto como mi blog, que cada día es un “tesoro” gastronómico, que me gusta compartir y regalar a quienes siguen los platos que preparo en “Mi cocina” virtual.

En ésta ocasión unas almejas del Cantábrico con corazones de alcachofas de La Axarquía malagueña.
Este riquísima receta es todo un clásico que preparan en uno de mis restaurantes malagueños preferido, y del que les hablé hace unos días de nuestros amigos Juan y Aurora, El Cobertizo (Echevarria del Palo), donde su hijo y estupendo chef, Miguel Angel, borda éste plato, no solo por su buen hacer en la cocina, sino también por la gran calidad de los productos que utilizan en ella.   

Ellos fueron “mi inspiración” para prepararlo y compartirlo en “Mi cocina” virtual con Vds.

¿Cómo lo hice?

Poner las almejas en un bol con agua fría y sal a fin de que suelten la posible arena que puedan tener (aunque las que compro en El Mercado de Atarazanas, vienen sin arena ninguna).
Mientras preparar las alcachofas, quitando las hojas exteriores, pelando la parte exterior del rabo y cortando el pico; de tal forma que quede la parte del corazón.
Sumergirlas en un recipiente con agua fría y el zumo de medio limón, con objeto de que no ennegrezcan.
 En una cacerola poner abundante agua y sumergir las alcachofas, dejándolas cocer una media hora aproximadamente, o hasta que estén tiernas. 
Entonces, sacarlas, escurrirlas y reservar
Echar en una sartén un chorreón de aceite de oliva virgen extra (a ser posible malagueño) y pochar un trozo de cebolla y dos o tres dientes de ajo muy picaditos, salándolos previamente.
Cuando estén transparente, si se quiere la salsita espesa, echar una cucharada pequeña de harina, remover y echar medio vasito de vino blanco (en ésta ocasión yo no puse la harina) y dejar que evapore el alcohol un minuto.
Añadir las almejas y tapar a fin de que se abran más rápidamente.
Si se le ha puesto harina y queda la salsa demasiado espesa, aligerarla con un poco de agua de cocer las alcachofas.
Partir las alcachofas por la mitad, colocarlas en la cazuela con las almejas y darles un hervor.

Al emplatar decorar con un poco de perejil picado.
Buen provecho.    

12 comentarios:

  1. Es increible lo nuestro te prometo que hoy iba a publicar esta receta que, por cierto ,hago igual salvo que utilizo vino fino amontillado y chirlas que aqui le dicen almejillas...me he quedado muerta asi que mi publicación que estaba pènsada en el final del verano va a dar la vuelta para otro día no me gusta que esten las dos iguales a la vez en la red.. asi que querida amiga tu receta es maravillosa la foto de la almeja divina pero me voy a comerme el coco, a mirar el mar y a inspirarme sobre lo que publico mañana, ja, ja, ja... Besos y te han quedado divinas de la muerte como te las vea el Iturriaga te las copia seguro, las alcachofas son su plato lider..

    ResponderEliminar
  2. Helena....No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy: publica la receta...no lo dejes, será un placer leerte y el mundo blogueril e internet es muy, muy amplio...hay lectores para todos.
    Por cierto, aunque no lo he puesto, siempre, siempre uso fino amontillado (Montilla-Moriles), lo comprobarás en todas las recetas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Recetón donde los haya!
    Te han quedado con un aspecto estupendo y la combinación con las alcachofas, perfecta.
    Saludos
    Jorge.

    ResponderEliminar
  4. Hola preciosa, esta es una estupenda mezcla, me encantan las almejas y tambien los alcahuciles, asi que me llevo la idea, acabo de llegar de tu tierra, estuve de cangurabuela hasta que empezaron los colegios, y despues de un año loco espero ponerme al dia de tantas recetas, un besito

    ResponderEliminar
  5. Estoy leyendo la receta y se me hace la boca agua. Esos corazones tiernitos con el sabor de caldito de las almejas mmmmm. Besos

    ResponderEliminar
  6. Me imagino acompañar este plato con un buen vaso de Albariño, !!y que gozada!!. Solo de pensarlo ya se me pone la piel de pollo, hija.

    Besazos guapa.

    ResponderEliminar
  7. Esa oreja de mar me ha encantado, qué preciosidad!
    La receta es perfecta para mi gusto, estoy deseando que llegue la temporadda de las alcachofas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. YO disfrutaba muchísimo de pequeña (y ahora también) recogiendo caracolas en la orilla de la playa. No es lo mismo, pero eso, que también me encantan las caracolas...

    el platico está estupendo, fácil, sano, con unas alcachofas buenísimas y uniendo dos tierras con una gastronomía impresionante. ¿Qué más se puede pedir?

    Un beso

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...