miércoles, 18 de septiembre de 2013

CHORIZO AL VINO TINTO



La lengua es algo vivo y en constante transformación.

Si intentamos localizar el significado de la palabra “chorizo”, nos podemos encontrar con una explicación que nada tiene que ver con el rico y sabroso embutido que todos conocemos y es que solemos llamar también “chorizo” a un ladrón.

Curiosamente la razón de que se use éste término para denominar, de una manera despectiva, a los amigos de lo ajeno, nos llega directamente del “caló”, el idioma utilizado por el pueblo gitano, en el que existe una serie de palabras para referirse a todo lo relacionado con los ladrones y el acto de robar: chorí, choraró, choribar, chorar.

Con el tiempo, se popularizó y la utilización de éstas palabras dentro del lenguaje coloquial entró a formar parte de nuestro idioma, transformándolas en chorizo y choricear (ladrón y robar), tal y como hoy en día las conocemos y las usamos.

De hecho, en el diccionario podemos encontrar ésta definición de “chorizo”:  ratero, descuidero, ladronzuelo… La RAE tacha ésta definición como vulgarismo y avisa que puede utilizarse en femenino y masculino, así que existen “chorizas” y “chorizos” que en definitiva y es a lo que vamos, no tienen nada que ver con el riquísimo embutido.

En Málaga, pueblo de hondas raíces, aún se conserva ése rito ancestral de la matanza, donde las familias cebaban su propio cerdo para su posterior sacrificio.   Con el tiempo ésta tradición ha dado paso a una de las industrias artesanales más importantes en muchos pueblos malagueños, la fabricación de embutidos.

El chorizo artesanal, en ocasiones “caseros” que consumimos en nuestra provincia, es un embutido curado elaborado principalmente a base de carne de cerdo picada y adobada con especias, siendo la más característica el pimentón, que es el elemento más distintivo del chorizo frente a otras salchichas, y también el que le da su color característico rojo y a veces sabor ligeramente picante

Los chorizos malagueños  resultan imprescindibles en Mi cocina.


Muy aromático y con mucho sabor. No hay nada como coger un trozo de pan, quitarle su piel, untarlo y comer un bocadillo de chorizo.

Pero hoy les propongo cocinarlo en vino tinto, quedando una salsita que una vez reducido el vino está muy rica.

¿Cómo hacerlo?

En una sartén, sofreir los chorizos cortados en rodajas, en aceite de oliva con un diente de ajo machacado, dejándolos cocinar, hasta que empiecen a dorarse por los bordes.
Echar el vino tinto (usar uno de calidad) dejándolo cocer, a fuego medio, durante unos 10 minutos, hasta que la salsa espese a su gusto.
Servir caliente, en cacerolitas individuales, añadiéndoles perejil picado.




Y a mojar pan….buen provecho.

12 comentarios:

  1. Jajajajaja... Veo que esta semana tendremos una receta medio parecida en nuestros blogs... Yo tendré los chorizos a la sidra, aprovechando que abrí una botella para la receta del Domingo pasado y que tengo que gastar (es que no me gusta tirar nada), eso sí, el perejil no se lo pongo yo, pero probaré!!
    Por cierto, me encanta ver que no soy la única que saltea los chorizos en una satén antes de echar el líquido!!!
    Un beso.

    Pilar

    ResponderEliminar
  2. a la sidra los he degusado con vino tingo no pero tienen un buena pinta increible

    ana de http://entrepucherosypruebas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. Como me gustaba las chorizos al vino tinto cuando iba de tapeo. Me lo has recordado y me has metido unas ganas. Un besiño.

    ResponderEliminar
  4. iççohhh que buenooooo yo los he hecho con vino blanco y uffffff, así que voy a tomar nota de tus choricitos que tiene una pinta...
    besoteeeeeeeeee
    como agua para chocolate-myriam.blogspot

    ResponderEliminar
  5. Es una tapa ideal; me encantan estos choricitos con un buen vino ^o^

    Bss
    Con Especias

    ResponderEliminar
  6. son unos chorizos que me encantan y que cuando puedo me preparo algunos, están de vicio!
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Que rica tapa ummmmm, este verano los hice con sidra y también estaban riquísimos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. qué buenos Toñi !!! no veas cómo se echan de menos este tipo de cosas por estos lares.
    Un besazo guapa

    santi

    ResponderEliminar
  9. Esto con una cervecita para no dejar nada.

    ResponderEliminar
  10. Qué pinta tan apetitosa tiene ese chorizo. A mí me encanta, nunca los he hecho con vino. Siempre los hago con sidra asturiana. Tengo que probar estos, tienen que estar para mojar pan y no parar.

    ResponderEliminar
  11. Seguro que está de vicio, pero puestas a pecar que sea acompañado de mucho pan.
    Nada que ver con otros chorizos, aunque la palabra sea admitida por la RAE.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. mmmm de lujo para tomar una cervecita!! me encanta el aspecto que tiene. Un beso!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...