jueves, 7 de noviembre de 2013

SOPA MALAGUEÑA DE ALMENDRAS CON PESCADO Y MARISCO




Yo amo tus barrios,
tan populares,
en donde lucen
de mis cantares
las andaluzas musas morenas;
yo amo sus bellas típicas dotes;
yo amo tus playas, donde sus penas
dan al olvido tus jabegotes
cuando sus redes en las arenas
fulgen de plata viviente llenas........


Hoy comienza ésta receta con un prólogo especial, unas estrofas de las poesías sobre Málaga, de mi admirado, genial escritor, poeta lirico, periodista y narrador malagueño D. Arturo Reyes (Málaga 29 de Septiembre de 1864 - Málaga 17 de Junio de 1913), que como yo adoraba su tierra: Málaga.

Los platos de “cuchareteo” como los llamaba mi madre, las sopas, cazuelas, pucheros y guisos en general han sido los protagonistas de las cocinas de antaño, elaboradas durante siglos con verduras y carnes en el campo, en la sierra y con pescados además de mariscos en la costa.

La variedad de estos platos radicaban en la disponibilidad de los ingredientes que se tenían en el momento de cocinar. 

Los guisos, los platos de cuchara es siempre sinónimo de ambiente hogareño, de tradición familiar, donde la sabiduría de nuestros mayores hacían incluso en épocas de penuria que la sopa y las cazuelas, ya fuesen “ricas o pobres” en sus ingredientes, “resucitaran a un muerto” como indica un famoso y usado dicho popular.

En Mi cocina, los primeros platos tienen un gran protagonismo, con 140 (ciento cuarenta) recetas, donde la gran mayoría como es habitual en Mi cocina real, son platos típicos de mi querida Málaga, siguiendo fielmente la tradición de mis mayores, no dejando atrás la  cocina más actual e incluso nuestros especiales gustos por la cocina oriental, a la que mi familia es tan aficionada.  

Aunque bien es verdad, que tanto mis cazuelas, como mis guisos tienen esa influencia malagueña, cocina que los andaluces hemos heredado en gran medida de los árabes,  recetas donde se unen los manjares de la tierra y de la mar, aderezadas con especias….donde en multitud de ocasiones la almendra es la protagonista.

Como en ésta sopa de almendras…..que con tanto mimo y esmero preparaba mi madre, ésta dulce mujer, con sempiterna sonrisa, a la que cada día añoro (mañana hará 30 años que nos dejó, casi sin darnos cuenta....).  Siempre estará en mi corazón, vivirá en mi memoria, rondará por Mi cocina...

¿Cómo la he preparado?

Ingredientes para dos personas:

Un tomate, un pimiento verde, media cebolla dulce blanca, cinco dientes de ajo, un cuarto kilo de almejas (de Málaga a ser posible), medio kilo de mejillones,  tres filetes de rosada fresca (no congelada y la espina central), un huevo cocido ( que esté duro), una patata mediana cortada en cascos, unos cuantos “cuscurrones” de pan fritos, un puñado de almendras (unas quince), un cuarto y mitad de gambas (a ser posible de la Bahía malagueña), dos ramitas de hierbabuena, colorante alimentario (he usado una carterilla del Aeroplano), un puñado de chicharos (guisantes) agua, una cucharada pequeña de pimentón dulce (pimiento molido), sal y aceite de oliva virgen extra (en ésta ocasión de Riogordo sin filtrar, malagueño).

Los pasos que sigo:  

Dejar en agua con sal sumergidas las almejas a fin de que suelten la posible arena que puedan tener en su interior.

Mientras limpiar bien la cáscara de los mejillones y pelar las gambas (reservando por separado la carne de las cáscaras y cabezas).

Cocer el huevo durante diez minutos, una vez frio pelarlo y picarlo en trozos pequeños, reservándolo igualmente.

Freir los trozos de pan en aceite de oliva, de forma que queden dorados sin que se lleguen a quemar, reservar.

Picar en trozos pequeños un tomate maduro (sin piel), un pimiento verde, media cebolla, cuatro o cinco dientes de ajo y reservarlos.

En una sartén con aceite de oliva hacer el refrito de la verdura, a media cocción añadir las almendras (sin pelar) a fin de que se frían con cuidado de que éstas no se lleguen a quemar, retirar del fuego y añadir la cucharadita de pimentón.

Pasar el refrito junto con las almendras al vaso de la minipimer junto con medio vaso de agua y triturarlo de forma que quede una masa homogénea.  Reservarlo.

En un colador de tamaño grande colocar las almejas, los mejillones, la espina de la rosada, las cabezas y la piel de las gambas e introducirlo en una cacerola con agua, llevándola a ebullición y mantenerla hirviendo hasta que los mejillones y las almejas se abran.

Retirar el colador, desestimar lógicamente la espina y la piel junto con las cabezas de las gambas y espumerear el caldo.

Retirar la carne de los mejillones y de las almejas y reservarlas.

Pasar la mezcla del refrito por el colador y añadirla a la cacerola, salando al gusto.

Agregar el colorante alimentario y las patatas troceadas.

Dejar cocer hasta que las patatas estén tiernas, agregando a continuación los filetes de rosada cortados en trozos pequeños, las gambas, los guisantes, la carne de las almejas y de los mejillones.  Dar un hervor de unos 5 minutos y retirar del fuego.
Rectificar de sal si fuese necesario.

A la hora de emplatar, echar el huevo cocido, los cuscurrones de pan frito y una ramita de hierbabuena.  

Con todo mi cariño, orgullo y admiración a un profesor de la Universidad de Málaga, Doctor en Pedagogía y escritor…..Mi hermano.  

12 comentarios:

  1. Camen Rosa: Gracias por introducir los versos de D. Arturo en tus recetas. Para él sería toda una satisfacción que una persona tan sensible como tú lo reuerdes en tu blog culinario. Hoy quiero ser la primera en felicitarte por hacer del cuchareteo una pasión. Para mi entender estos platos son únicos porque contienen tantos sabores que no se resisten al paladar más exigente. Son la base de nuestra cocina y me siento muy orgullosa de que tengamos tantas comidas maravillosas y variadas en nuestra provincia.

    Besitos y de nuevo gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pepa....Esta tarde mi marido y yo hemos disfrutado nuevamente con una magnifica lectura: "Los pícaros garbanzos" de D. Arturo....precioso, realmente increible....

      Eliminar
  2. Que sopa más buena !!!! más recordando las manos de tu madre haciéndola, la mía se fué hace poco más de 13 años y no hay no día, hora en que no piense en ella, si no por un olor, por un sabor o por un refrán, o por lo que sea. No quiero pensar en el día que me toque a mi, no porque yo ya no esté, sino porque no puedo soportar pensar en el dolor de mis hijos, que ojalá me añoren como yo a mi madre, pero que sean capaz de gestionar mejor su dolor que yo el mio, en fin que seria me he puesto hija !!! Ea ! que me apunto la receta, que me a encantado !!! Besitos

    ResponderEliminar
  3. Madre mía, cuántos platos de esos me he comido de manos de mi madre,que afortunadamente vive,pero que no vamos a comer a su casa por no "marear" a la pobre mujer.....me encanta este plato con un chorrito de limon,,,,,,oye..¿existe la carterilla de azafran?? que gracia...........un beso

    ResponderEliminar
  4. Nunca la he probado así. Pero estoy segura de que las almendras no solo harán el caldo un poco mas gordito sino también mas sabroso.
    Besinos

    ResponderEliminar
  5. El aspecto es inmejorable, y por los ingredientes que lleva, sin duda que se trata de una receta excelente.
    Yo me la anoto y seguro que la hago, aunque las almejas en este caso, sean gallegas.
    Un abrazo
    Jorge.

    ResponderEliminar
  6. Sin duda un buen plato de cuchareo y un gran homenaje a tu madre, que es parte de tu cocina.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Woooooow, es un platazo de cine!!! Una súper receta para este fresquito! Besitos y feliz finde! Por cierto te recuerdo que estoy de concurso en mi blog: http://cocinarconamigos.blogspot.com.es/2013/10/concurso-tubrocheta-by-glo.html por si te animas a participar!!!!

    ResponderEliminar
  8. Una sopa de 5 tenedores,gracias guapa.

    ResponderEliminar
  9. Gracias hoy por dos cosas, de tu/mi cocina por descubrirme a este poeta que no conocia y que tiene una lírica bellisima y por esta riquísima sopa que está llena de matices, de sabores que me estoy imaginando.. mi primera alegría del día ya me la has dado tu!! Un besazo

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias por esta buena receta paisana. La introducción me ha emocionado. Me identifico completamente en el sentir malagueño. Voy a investigar sobre este escritor desconocido por mi.
    un abrazo

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar "Mi cocina", por escribir un comentario, lo cual me anima a continuar compartiendo lo que se cuecen por mis fogones y lo valoro enormemente.
Si tiene alguna duda o consulta, indiquelo, contestaré lo antes posible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...